INTERNACIONAL
20/10/2015 11:09 CEST | Actualizado 20/10/2015 14:23 CEST

La victoria del Partido Liberal de Justin Trudeau acaba con el dominio conservador en Canadá

Justin Trudeau se convertirá en el próximo primer ministro de Canadá después de que el Partido Liberal que lidera ganase con mayoría absoluta las elecciones celebradas el pasado lunes en el país, lo que le permitirá gobernar en solitario durante los próximos cuatro años.

El Partido Liberal ha obtenido el 39,7% de los votos emitidos y 183 de los 338 escaños de la Cámara Baja del Parlamento. En segundo lugar ha quedado el Partido Conservador del primer ministro saliente, Stephen Harper, con el 32,1% de los votos y 102 escaños. En tercer lugar se ha situado el socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NPD) con un 19,2% y 42 diputados.

La amplia victoria de los liberales es una sorpresa. El Partido Liberal quedó diezmado en las pasadas elecciones, celebradas en 2011, cuando obtuvo el peor resultado de su historia con 34 diputados.

Al inicio de la campaña electoral, los liberales se situaban en tercer lugar en la preferencia de voto, por detrás del NPD y el Partido Conservador. El resultado también es un claro rechazo al Partido Conservador y de su líder, Stephen Harper, que ha gobernado Canadá durante casi una década aunque sólo consiguió mayoría absoluta en las elecciones de 2011.

HARPER DIMITE

Poco después de conocerse los resultados se ha sabido que Harper dimitirá como líder del Partido Conservador tras su derrota, según ha informado el presidente de la formación, John Walsh. A través de un comunicado, Walsh ha detallado que Harper le ha pedido que nombre un líder interino y que se abra el proceso de selección, tal y como ha recogido la cadena de televisión canadiense CBC.

Harper, tras conocer su derrota

Harper, que buscaba su cuarto mandato consecutivo como primer ministro, no ha hecho referencia a su futuro político. El todavía primer ministro ha felicitado al líder del Partido Liberal, Justin Trudeau, por su victoria en los comicios, y ha asegurado que "puede aceptar sin dudar" los resultados de las elecciones, prometiendo apoyar a su sucesor con el proceso de traspaso de poderes.

Asimismo, ha descrito como "un honor increíble" haber sido primer ministro del país, subrayando que el partido "puso todo sobre la mesa y no tiene arrepentimiento alguno". "La decepción que sentís es responsabilidad mía y sólo mía", ha remachado.

Por su parte, Trudeau ha prometido este martes "apertura" y "transparencia" durante su gobierno, tras imponerse en las elecciones generales en Canadá, tal y como informa la cadena local CBC. En un discurso en la ciudad de Montreal, ante cientos de seguidores que corean su nombre, el que será nuevo primer ministro canadiense ha pedido a sus compatriotas que tengan fe en si mismos y en su país. "Ustedes son la inspiración para nuestros esfuerzos. Ustedes estarán en el corazón de este nuevo gobierno", ha apostillado.

Tras agradecer el apoyo a su esposa y a sus tres hijos, Trudeau ha dicho haber recibido una llamada telefónica del actual primer ministro, Stephen Harper, del Partido Conservador, felicitándole por la victoria. En este contexto, ha destacado los años de servicio de Harper y ha tendido la mano a sus rivales.

"Los conservadores no son nuestros enemigos, son nuestros vecinos", ha señalado el líder de los liberales, que también ha aprovechado la ocasión para dar las gracias al líder del Nuevo Partido Demócrata (NPD), Tom Mulcair, que se ha situado en el tercer puesto en estos comicios.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

EL HUFFPOST PARA IKEA