Huffpost Spain

Sidonie: "En España es un drama hacer música, lo es la cultura en general"

Publicado: Actualizado:
SIDONIE
Axel Pi, Marc Ros y Jes Sierra, integrantes del grupo Sidonie. | MAHOU
Imprimir

Un incidente con Ryanair hizo dar la vuelta al mundo al grupo Sidonie hace poco más de un año. La canción We don't love Ryanair, que Marc Ros, Axel Pi y Jes Sierra improvisaron a bordo de un avión de la compañía inglesa para protestar por la mala atención de la aerolínea, viralizó a este trío barcelonés e hizo que muchos españoles lo descubriesen cuando ya llevaban ocho discos en el mercado y ya habían llenado muchas páginas de la historia de la música española.

Hoy, con la mayoría de edad ya cumplida, preparan la salida de su noveno trabajo, que aún no tiene nombre pero que seguro supondrá un giro respecto al "estilo femenino", como ellos mismos lo han definido, de Sierra y Canada, su último disco editado en 2014.

El disco llegará tras el verano aunque ya han servido un primer aperitivo. El pasado lunes lanzaron el primer single, que definen como un homenaje al pop español. Carreteras infinitas sonó en Radio 3 y este viernes sonará en directo en Burgos, en el primer concierto del que podría definirse como un verano musicalmente tranquilo. Hasta el 30 de julio sólo tienen seis actuaciones previstas, según su web.

Antes, este tema con tintes también reivindicativos sonó en el concierto #MiMúsicaTuRefugio, celebrado en la Sala Apolo de Barcelona este martes 21 de junio con motivo del Día de la Música, y al día siguiente durante la inauguración del espacio Manzana Mahou 330, en el Palacio de Santa Bárbara en Madrid. Allí tuvimos ocasión de hablar con el grupo catalán de su próximo trabajo, su trayectoria y de esta canción que dice y suena así.

Definís Carreteras infinitas como un homenaje al pop español. ¿Por qué habéis decidido hacerlo ahora?

Marc Ros: Porque es una forma de reivindicarnos y de reivindicar a una serie de grupos que están ahí, a los cuales no les dais mucho apoyo. Me refiero a los medios en general y a los mismos promotores de conciertos y de festivales. Ya es hora de que alguien dijera 'Eh, que se está haciendo un pop muy bueno aquí'. Estamos aquí y además tenemos público y se hacen buenas canciones.

Pero dices que reivindicais grupos como a Lori Meyers, que lo metéis en el estribillo, pero a Jota de Los Planetas le lanzáis un dardo en la frase Otro año más | Jota cantando en el Primavera Sound.

Marc Ros: También es una forma de reivindicarlo y de decir que siempre está presente en nuestras vida el amigo Jota. Es una forma de acordarnos de él. A nosotros nos gustan Los Planetas, creemos que tienen muy buenas canciones. El verso de las canciones es una cosa que hemos comentado alguna vez del cartel del Primavera Sound. No es culpa de Jota ni de Los Planetas, ni mucho menos.

Axel Pi: Llevamos muchos años compartiendo muchísimas cosas con ellos y los admiramos más allá de que pueda existir este verso, que al fin y al cabo reivindica otro tipo de cosas. En un festival tan admirado y que podría hablar tanto sobre la escena de nuestra ciudad podrían tener cabida grupos nacionales, como los tantísimos hay en la ciudad o en el resto de España. Estarían encantados de ocupar un sitio privilegiado y merecido en cualquiera de los escenarios u horarios del Festival.

Y os habrán quedado grupos o cantantes sin meter en la canción porque al final son cuatro minutos y medios.

Jes Sierra: Podríamos haber metido miles de bandas que nos hemos dejado y que están en nuestra cabeza.

Axel Pi: Yo creo que cualquiera que escuche la canción se dará cuenta de que los grupos que citamos simbolizan o representan un cúmulo de grupos.

Marc Ros: Sí, porque en el estribillo cuando se canta "Lori Meyers..." se podrían haber cantado otros nombres.

Axel Pi: En la composición se trata de saber qué nombre funciona, pero entendemos que a la hora de decidir esta banda o esta otra, como la que se cita, pues estás extendiendo a que el homenaje a muchísimas otras. Podría decirte que con Lori Meyers estamos citando a Love of Lesbian o a muchísimas otras bandas que llevan muchísimos años haciendo discos, haciendo canciones y lo más importante, que es algo que también nos ocurre a nosotros, siendo víctimas de la crítica a partir del momento en el que crecen y se hacen más populares.

¿Por qué en un homenaje al pop español metéis a Morrissey?

Marc Ros: Simplemente queríamos utilizar la frase Hang the DJ, colgar al disc jockey. Aprecio la figura de Morrissey porque me he dado cuenta de que una cosa que se echa de menos en el pop española actual es esa actitud y esa imagen que tenían Los Smiths, y concretamente Morrissey.

sidonie
El grupo Sidonie durante la presentación de 'Carreteras infinitas' en Madrid.

Con esa fecha de salida y teniendo en cuenta que el año que viene cumplís 20 años en la música, parece que vais a tener un 2017 movidito, ¿no?

Axel Pi: En realidad vamos a celebrar los 20 años de Sidonie en el 2018. Porque es realmente cuando consideramos que cumplimos 20 años. Realmente el grupo se forma cuando vino Jesús: en el 97 empezábamos y en el 98 es cuando vino Jesús y todo cambió. El 2017 estará totalmente marcado por la presentación y la gira del nuevo disco.

¿Y este verano os toca descanso? Porque 2015 también fue movidito con Sierra y Canadá.

Axel Pi: Este verano va a estar sonando Carreteras infinitas y nosotros vamos a tocar , aunque de una forma más tranquila. Nos va a ayudar para preparar el engranaje y engrasarnos para lo que tiene que venir a partir de septiembre.

Volvamos a 1997-1998, ¿cómo han cambiado los Sidonie en estos 20 años? ¿Queda algo del Sidonie de entonces?

Jes Sierra: Sí, queda muchísimo del Sidonie de 1998 y lo más intacto que queda es la ilusión. El martes estrenábamos la canción, estábamos en una radio y la mirada que había en el año 98 sigue estando. La ilusión por gustar, la ilusión por sacar algo nuevo, eso no se ha perdido. Como personas obviamente hemos cambiado, no seguimos siendo los mismos. Sino, obviamente, mal asunto.

Marc Ros: Igual que en cada disco cambiamos las vestiduras, uno es más psicodélico y otro más de sintetizadores, en lo único que no cambiamos es en la búsqueda de la canción perfecta y eso sigue igual.

Queda muchísimo del Sidonie de 1998 y lo más intacto es la ilusión. El martes estrenábamos la canción y la mirada que había entonces sigue estando", Jes Sierra.

¿Y el panorama musical? ¿Lo notáis muy diferente del que había cuando empezasteis?

Marc Ros: Pues sí, ahora se nota que los grupos ensayan más. Es un drama tocar en festivales y ver el nivel musical que hay, da un poco de cosilla. Cuando interrumpimos nosotros en el panorama era la época del indie y del noise y de mirarse los zapatos mientras estás tocando y no decir ni hola ni adiós en los conciertos. Esos grupos sonaban a rayos, era su discurso, y ahora ha cambiado completamente. Ahora hay un nivel de profesionalidad alucinante.

Axel Pi: El pop en este país se ha profesionalizado. Hemos vivido mucho tiempo acomplejados por lo que hacían los grupos internacionales. Tampoco ha sido fácil porque ese complejo no sólo ha salido de nosotros sino de los propios medios y de los propios promotores de festivales que nos han apostado constantemente por grupos de fuera, y nos han dejado de segundones. Pero creo que hemos luchado mucho para reivindicarnos, y tanto los grupos que llevan tiempo tocando como los nuevos han demostrado estar hartos de sentir esa sensación de segundones. Demostrando que son profesionales, que tienen buenas canciones y que consiguen que la gente se divierta en sus conciertos. Hoy es un placer ir a un festival y ver cómo un grupo nacional consigue hacer todo lo que antes sólo podía hacer un grupo internacional.

Marc Ros: Menos en el proceso de que se ha perdido un poco de frescura y de espontaneidad porque en la época de La Nueva Ola o de La Movida Madrileña, que era del punk rock al fin y al cabo, había una frescura y una espontaneidad que ahora no hay. Antes era como, no sé cantar pero voy a cantar, no sé tocar pero voy a tocar, pero tengo una idea. Ahora si no sé tocar entonces no me atrevo. Se ha perdido ese punto de frescura.

Hoy es un placer ir a un festival y ver cómo un grupo nacional consigue hacer todo lo que antes sólo podía hacer un grupo internacional", Marc Ros.

¿Y era más fácil empezar antes, que parece que había menos bandas, o lo es ahora, con tantas plataformas para darse a conocer?

Axel Pi: Creo que es igual de complicado

Marc Ros: En España es un drama hacer música. Lo es ahora y lo era antes. Es un drama porque lo es la cultura en general.

¿Hacer música o vivir de la música?

Marc Ros: Las dos cosas

Axel Pi: En este país no se apoya lo que la gente hace en favor de la cultura. Y es un poco contradictorio porque se consume más música que nunca pero en cambio parece que la música o la cultura están más maltratadas que nunca. Eso hay que resolverlo pero de una forma que nosotros no podemos controlar. Nuestra responsabilidad está en la de hacer las cosas cada día mejor y hacer mejores conciertos. Al final todo es igual de complicado hoy que hace 20 años. La diferencia está en que hoy es más difícil mantenerse. Es un drama para nosotros, que somos un grupo que llevamos tiempo, ver a tantas bandas que sin aliento han terminado por apearse en el arcén de estas carreteras que llamamos infinitas, que son las que nos llevan de gira. Eso es quizás lo más complicado de todo, mantenerse.

¿Y después de tanto tiempo, qué escenario preferís para tocar? ¿Un concierto íntimo como éste de Mahou, uno improvisado como el de las fiestas de Gracia en Barcelona o uno más multitudinario como el fin de la gira Sierra y Canadá en La Riviera o un festival?

Marc Ros: Nos gusta todo, pinchar canciones también nos encanta.

Axel Pi: El éxito de un concierto depende de la energía que se genere entre nostros y el público y esto te puede suceder en un Sonorama con 40.000 personas o aquí en esta terraza con algo más de 100. Es verdad que en un festival se disfruta de mucho público, de un sonidazo y de las luces, pero en una sala pequeña disfrutas de ver a la gente cerca.

Con el vídeo de Ryanair nos conoció muchísima gente que no nos había visto en la vida.

Uno de vuestros éxitos de 2015 fue la canción We don't love Ryanair que improvisasteis en un vuelo para protestar por el trato recibido y que se ha convertido en el vídeo más visto de vuestro Facebook, ¿qué supuso para vosotros?

Marc Ros:
En Ryanair hicieron un anuncio cantando las alabanzas de la compañía y del servicio a nivel internacional. Porque ese vídeo se viralizó desde Israel hasta Inglaterra. Es nuestra canción más escuchada.

Jes Sierra: Con ese vídeo nos conoció muchísima gente que no nos había visto en la vida. Nos descubrieron, nos escucharon y luego nos han dicho en conciertos, 'yo no os conocía, vi el vídeo de Ryanair y ahora me encantáis'.

Y luego vino Miquel Iceta y bailó Estáis aquí en un mitin. ¿Qué fue lo que no os gustó de aquello?

Axel Pi: Nos molestó como si lo hubiese usado cualquier otro partido político o cualquier agencia. Nos molestó especialmente que no se respetara el derecho moral que cualquier artista tiene a la hora de decidir qué se puede hacer con su música.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Sidonie: "We don't love Ryanair!" (VÍDEO)

- El grupo Izal se marca un Sidonie para protestar por el retraso de un vuelo

- Leiva: "Nunca he vivido de vender discos. Yo salgo de gira, toco, vuelvo a casa y como de eso"

- M Clan: "Algunos políticos se han tirado pedos en la cara de la gente"

- Ivan Ferreiro: "Necesito descansar del puto mundo y de todos; estoy hasta la polla"

- Madrid, a través de las canciones que mencionan sus rincones (MAPA INTERACTIVO)