TENDENCIAS
20/06/2015 21:52 CEST | Actualizado 20/06/2015 23:04 CEST

M Clan: "Algunos políticos se han tirado pedos en la cara de la gente"

Decía el tango que veinte años no es nada. Y M Clan apoya esa tesis. El grupo murciano, formado por Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez, está inmerso en una gira de conciertos para celebrar sus dos décadas de trayectoria con la mirada puesta en los tiempos que vendrán.

Unos días antes de saltar este fin de semana al escenario de la Plaza de los Cines Luna de Madrid, la banda paró cerca de allí, en el Manzana Mahou 330, para presentar una versión de Maneras de Vivir. En el videoclip aparecen junto a artistas como Iván Ferreiro, Jaime Urrutia, Dani Martín e India Martínez.

Tarque y Ruipérez destilan buen rollo. Bromas, risas y miradas cómplices que aparcan momentáneamente cuando se les pregunta por la situación política.

Lleváis ya unos cuantos meses celebrando el cumpleaños. ¿No hay síntomas de resaca?

Carlos Tarque: Esto acaba de empezar. Estamos de gira desde octubre y el verano acaba de comenzar y tenemos muchos proyectos. Estamos muy contentos.

Si echáis la vista atrás, ¿cualquier tiempo pasado fue mejor?

Ricardo Ruipérez: No, no. Fue de puta madre, pero lo bueno está siempre por venir. De hecho, ahora estamos con mucha ilusión.

¿Han cambiado muchas cosas en estos 20 años?

R.R: Ha cambiado todo. Cuando hicimos el grupo, lo máximo a lo que podías aspirar era a grabar un disco. Si lo lograbas eras el rey y fichar por un compañía, ni te digo. Ahora ya no. Ahora un disco lo graba cualquier idiota en su casa. Pero siempre habrá grupos y la ilusión por tocar en un grupo sigue estando. Nosotros tenemos la suerte de ser una buena banda de directo. Como eso, de momento, no se puede piratear ni joder, siempre estamos ahí.

Decíais en una entrevista que el rock es reivindicativo en sí mismo. ¿Qué reivindicáis vosotros?

C.T: Bueno, no pienso exactamente así. Nosotros reivindicamos el placer de que haya buena música, de disfrutar de ella y de ser felices. Quizá dije eso con ese tinte, pero no pienso que el rock deba ser reivindicativo. Pero sí es una buena herramienta para eso.

R.R: Una buena herramienta sí es porque llegas a mucho público de forma muy directa.

C.T: Otra cosa es que hayamos hecho canciones que puedan hablar de ciertas cosas, pero nunca hemos sido un grupo de expresar ideas políticas a través de la música directamente. Se pueden dejar entrever, pero no somos un grupo reivindicativo de rock radical. No nos nace así.

"NO HAN SABIDO PERDER"

Puede que no, pero poco antes de las elecciones autonómicas y municipales decíais que tenía que llegar el cambio a la política. ¿Ha llegado?

C.T: Se vislumbra.

R.R: Ha habido un cambio muy importante.

C.T: Y más que debe haber.

R.R: La regeneración política es necesaria y las mayorías absolutas son tiránicas. Llega un tiempo de consenso, de intentar que la derecha se apacigüe un poco, de dejar trabajar a la gente que entra en los Ayuntamientos y que ha elegido la gente. Hay que intentar sumar entre todos y no tener una actitud crítica porque eso daña más a un país.

En estos primeros días, no parece que eso se esté cumpliendo…

R.R: Sí, porque tienen mal perder. Yo entiendo que tengan mal perder porque llevan muchos años en el poder y con mucho poder. Tanto Rita Barberá, como Esperanza Aguirre… no se podían imaginar perder todo tan fuerte como lo han perdido. Y no han sabido perder.

C.T: De todas maneras, toda la culpa de que hayan perdido no es, ni más ni menos, que de ellos mismos. Si no hubieran robado, no hubieran engañado, no se hubieran reído de la gente, no se hubieran tirado pedos en la cara de la gente, que es lo que han hecho, a lo mejor estarían todavía ahí. Pero lo han hecho mal y espero que no vuelvan en mucho tiempo.

R.R: En San Sebastián, Bildu llegó al poder. Estuvo bien que llegaran. Pero no lo han hecho bien porque no han salido reelegidos. Y ya está, no pasa nada. Si estos no lo hacen bien, vendrán otros.

"HAY GENTE QUE CONFUNDE CULTURA CON ESPECTÁCULOS"

Los artistas soléis ser muy críticos con este Gobierno. ¿Qué es lo peor que ha hecho, en vuestra opinión, para la cultura?

C.T: Subir el IVA cultural, por encima de todo.

R.R: Una especie de ninguneo.

C.T: Como dice Luis García Montero, hay gente que confunde cultura con espectáculos. Creen que la cultura es que la Pantoja se ponga a cantar. Cultura es promover un bien social para que en el futuro la gente sepa qué han sido en el pasado. Y que los niños digan: ‘Nosotros éramos esto’. ¿Qué sería de nuestro país sin Velázquez, Picasso, Paco de Lucía…? Se trata de que haya algo que no haga que seamos una república bananera sin pasado y sin legado.

R.R: Es que el espectáculo es otra cosa.

C.T: Claro, es que la peña piensa: ‘Dinero para los artistas que se van luego y se drogan’. Pero es que no es eso. Se trata de hacer que la gente tenga interés por la lectura, por un montón de cosas que, sin ellas, lo que van a hacer es estar mirando el iPhone todo el puto día y viendo Gandía Shore. Se trata de que no nos convirtamos en un país de retrasados mentales. Los protegidos de quienes tienen el poder van a grandes universidades, tienen sus másters de puta madre, pero la gente de la calle no tiene acceso a esa cultura y al final nos vamos a quedar en un país en el que hay una élite y eso no debe suceder en un país europeo.

¿Creéis que estamos a tiempo de remediarlo?

C.T: Sí.

R.R: Yo tengo mucha esperanza en que las cosas van a cambiar. De hecho, están cambiando y las nuevas generaciones vienen con paso firme y decidido a tener una regeneración democrática seria. Han mamado otra cultura y nos tiene que servir de algo.

C.T: ¿Ves lo que es la incultura? Dice ‘han mamado’ y me he quedado un poco.... Es ‘han absorbido’ (risas).

Se vende mucho que la crisis ha pasado, que hemos dejado atrás lo peor. ¿Veis cerca la luz al final de la llamada crisis discográfica?

C.T: Esa lleva muchos años ya. La crisis de fuera… Rajoy dice que del paro ya no se habla. Claro, tampoco del hambre en muchos países porque llevan tantos años pasando hambre que ya no es una noticia. Pero en este país hay contratos basura que duran menos de una semana. Yo creo que no ha pasado.

#CuandoElDescansoEsUnSueño