POLÍTICA
17/01/2018 17:47 CET | Actualizado 17/01/2018 17:47 CET

'Parlament Planet'

La guía para no pederte en el lío catalán.

REUTERS
Nuevos miembros de la Mesa del Parlament

Paso a paso. Duda tras duda. Sorpresa tras sorpresa. El nuevo Parlament ha echado a andar este miércoles impulsando a Roger Torrent como jefe de su Mesa. Se inicia ahora una nuevo periodo trepidante que debe desembocar en la elección de un presidente... o en la convocatoria de nuevas elecciones. Y con la sombra del 155. ¿Te pierdas sobre lo que está pasando? Pues a leer.

¿Qué ha pasado hoy?

El Parlament se ha constituido este miércoles, arrancando así la XII Legislatura. En esta primera sesión se ha escogido a la Mesa, que estará presidida por Roger Torrent (ERC). Además, estará integrada por Josep Costa (Junts per Catalunya) y José María Espejo (Ciudadanos), como vicepresidentes, y Eugeni Campdepadrós (JuntsxCat), Alba Vergés (ERC), David Pérez (PSC) y Joan García (Cs) como secretarios. Por lo tanto, el independentismo dominará este órgano al contar con cuatro de los siete puestos.

EFE

¿Qué es la Mesa? ¿Qué papel tendrá?

La Mesa es el órgano encargado de organizar el debate parlamentario. Tiene una importancia vital al ser competente para permitir que se voten las distintas iniciativas. Su relevante papel se comprobó en la anterior legislatura, cuando la dirigía Carme Forcadell y avaló que se llevaran a Pleno las leyes de referéndum y de transitoriedad y la declaración unilateral de independencia.

Además, la Mesa será la encargada de interpretar el Reglamento en un momento en el que Carles Puigdemont quiere ser investido vía telemática, algo que exigiría un retorcimiento de la norma de la Cámara y que ha sido rechazado por los propios letrados del Parlament en un informe que no es vinculante.

¿Quién es Roger Torrent?

Torrent se ha convertido en el presidente más joven de la historia del Parlament. Llega al puesto después de que Forcadell haya dado un paso al lado por su situación judicial. A pesar de sus 38 años de edad, es un experimentado político (alcalde desde 2007 y diputado autonómico desde 2012). Es un hombre de máxima confianza de Marta Rovira, que está llevando personalmente las negociaciones con Carles Puigdemont (Junts per Catalunya).

REUTERS

¿Qué ha dicho en su discurso?

Sus primera palabras eran muy esperadas. Se ha marcado como objetivo restituir cuanto antes las instituciones catalanas y acabar con el 155. "Conjurémonos todos para recuperar las instituciones del país y volverlas a poner al servicio de los ciudadanos lo más pronto posible", ha sentenciado. Además, ha avisado de que en el Parlament se tienen que "poder hablar de todo". No ha hecho ninguna mención a la república catalana ni a la DUI. Ha acabado al grito de "Visca la democrácia y visca Catalunya", en contra de lo que hizo su precursora Forcadell, que en 2015 dijo "Viva la República Catalana". No ha dado ninguna pista sobre una posible investidura a distancia.

¿Qué tiene que hacer ahora el Parlament?

Una vez ha arrancado, se deben constituir los grupos parlamentarios en el plazo de ocho días hábiles. Ciudadanos, Junts, ERC, PSC y Catalunya En Comú tendrán grupo propio, mientras que los cuatro diputados de PP y los cuatro de la CUP estarán en el Grupo Mixto.

Además, Torrent tiene que abrir una ronda de contactos para buscar un candidato para la investidura como presidente de la Generalitat. Junts y ERC han pactado presentar el nombre de Puigdemont. El expresidente, no obstante, quiere realizar esta investidura desde Bruselas porque existe una orden para su detención en cuanto pise España.

GETTY

¿Cuándo será la investidura?

El debate de investidura debe celebrarse en el Parlament en los diez días hábiles posteriores a la sesión constitutiva. Por lo tanto, el tope es el 31 de enero. Se suele desarrollar en dos jornadas este debate. Posteriormente, se produce una votación en la que el candidato requiere de mayoría absoluta (68 de 135 diputados) para convertirse en presidente.

Si no lo logra, se enfrenta a otra votación dos días después en la que le valdría la mayoría simple (más síes que noes). El Estatut de Autonomía fija en el artículo 67.3 que si transcurridos dos meses nadie logra superar esa votación, se procederá a la disolución del Parlament y a la celebración de nuevas elecciones. Estas tendrían lugar a finales de mayo.

¿Se puede hacer una investidura a distancia?

Puigdemont quiere una investidura a distancia (a través de una intervención vía Skype o delegando en otro diputado la lectura de su discurso). Los letrados del Parlament ya se han pronunciado en un informe en el que rechazan esa posibilidad, al entender que es contraria al Reglamento de la Cámara. Entienden que es "imprescindible" la asistencia al Pleno del candidato.

El Gobierno central también rechaza una investidura a distancia. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya ha avisado de que ese intento sería recurrido inmediatamente ante el Tribunal Constitucional y, además, el 155 seguiría imperando en Cataluña. En cambio, desde Junts per Catalunya se sigue insistiendo en que es posible. Por ello, es clave el papel de la Mesa, que deberá decidir si lo permite.

GETTY

¿Qué han pactado Junts y ERC?

Junts y ERC han pactado que Torrent sea el presidente del Parlament y mantener a Carles Puigdemont como candidato de los independentistas para la investidura. Lo que no ha concretado Esquerra es si este acuerdo incluya la garantía de una investidura a distancia. Desde Junts, la diputada Elsa Artadi ha dicho tras la sesión constitutiva que las dos formaciones están buscando ahora la fórmula para esa investidura y ha comentado que no se entendería que los republicanos ahora no apoyaran al expresident.

Por lo tanto, toca esperar a ver si ERC apoya públicamente esa investidura y la tramita Torrent, lo que sería inmediatamente recurrido ante el Constitucional.

¿Puede ser penada la Mesa?

Los nuevos miembros independentistas de la Mesa, todos ellos limpios de procesos judiciales, saben que van a ser vigilados con lupa por parte del Gobierno central y la Justicia. Los anteriores integrantes soberanistas fueron objeto de una querella por parte de la Fiscalía por los delitos de rebelión, sedición y malversación por permitir los debates que materializaron la ley de referéndum y la DUI. El Tribunal Supremo investiga por esos delitos a Carme Forcadell, Lluis María Corominas, Anna Simó, Ramona Barrufet y Lluís Guinó (todos ellos en libertad provisional bajo fianza).