CULTURA

Getty

Queridísimo Basilio

Hay domingos de agosto tristes. Domingos en que te enteras de que uno de los grandes de nuestra cinematografía se ha ido, y la impotencia y la rabia ganan la partida a la obligada placidez domi...