NOTICIAS
28/06/2012 22:18 CEST | Actualizado 28/08/2012 11:12 CEST

Alemania-Italia: La historia se repite (1-2) (VÍDEO)

El fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y siempre gana Alemania... hasta que se enfrenta a Italia. Una vez más, la historia se repite e Italia vence a Alemania en una eliminatoria. Los germanos, favoritos junto a España para hacerse con la Eurocopa, se han topado de nuevo con su histórica bestia negra y será la 'azzurra' la que juegue la final del domingo en Kiev. Enfrente estará España, con la que ya jugaron los italianos en el primer partido del torneo.

Alemania comenzó asustando a Italia, que volvió a contar con la suerte en los primeros minutos. Primero, tras un saque de esquina, Hummels remató a pocos metros de la línea de gol, donde se topó con el cuerpo de Pirlo, que evitó el tanto. Después, con un centro desde la derecha que Buffon estuvo a punto de meterse en su portería. El balón, rebotado, salió pegado al palo izquierdo.

Sacudido el miedo, Italia comenzó a enchufarse al partido gracias a su cerebro: Andrea Pirlo. El centrocampista de la Juventus tomó el mando del juego y los italianos empezaron a enlazar jugadas.

Tras un par de internadas en el área, acompañadas de otros tantos disparos lejanos, llegó el primero de los dos goles de Balotelli. Pirlo envió a la izquierda, Chellini vio el desmarque de Cassano y éste se inventó una gran jugada, marchándose de dos rivales, antes de centrar al área. Allí apareció la cabeza de Balotelli, inapelable ante Neuer.

La cuesta se empinaba para Alemania, sorprendida por su rival. El gol ponía de relieve lo que estaba pasando: los germanos no terminaban de hacer su fútbol. Si bien intentaban por dentro y por fuera, con centros y disparos lejanos, nunca parecieron aquel equipo que había asustado durante todo el torneo.

Italia, sin embargo, es la misma de toda la Eurocopa. Con ese ritmo cansino y efectivo, los italianos aguantaban los arreones de Alemania mientras oteaban los espacios a la espalda de los centrocampistas alemanes. En una de esas, Montolivo vio solo a Balotelli y lanzó el esférico hacia él. El delantero del City avanzó unos metros antes de soltar un latigazo fantástico a la escuadra derecha de Neuer. Dos a cero antes del descanso, demasiado para Alemania.

Lowe quiso impulsar a su equipo en la segunda parte, dando más presencia a los suyos en el centro del campo con Reus y un nuevo aire en ataque con Klose por Mario Gomez. No tuvo efecto. Italia se siente en la gloria reservando un resultado tan cómodo. Los italianos se limitaron a defender bien, no dejar espacios en el medio del campo y buscar más huecos entre los defensores alemanes.

Con los minutos, Alemania se echaba arriba y se descosía. Los de Prandelli disfrutaron de varias ocasiones clarísimas que tiraron a la basura, quizás porque no esperaban encontrarse tan solos ante el guardameta rival. Los germanos buscaron sorprender de todos los colores pero sólo ganaban en desesperación conforme llegaba el final. A tres minutos de la conclusión, un penalti absurdo de Balaretti añadió cierta emoción al partido, pero nada más. Italia, que ha terminado dando la razón al fútbol, pasa a la final con toda justicia. Allí se verá con España, terminando el torneo como lo empezó y haciendo capicúa esta Eurocopa.