INTERNACIONAL
19/08/2012 19:28 CEST | Actualizado 19/08/2012 19:28 CEST

Hallan 300 casquillos de bala en el lugar del tiroteo que mató a 34 mineros en Sudáfrica (VÍDEO)

EFE

La Dirección de Investigación Independiente de la Policía de Sudáfrica (IPID, en sus siglas en inglés) ha recuperado al menos 300 casquillos de bala en el lugar donde la Policía tiroteó y mató a 34 mineros que estaban en huelga, según informan medios locales.

El semanario Sunday Tribune añade que investigadores del IPID ya tienen en su poder, además de los 300 casquillos, 45 armas que se utilizaron supuestamente durante la masacre, calificada como el peor episodio de violencia desde el fin del régimen sudafricano racista, a principios de los años 90.

Según este medio, un equipo de 43 policías peinaron en la noche del sábado la zona donde tuvo lugar la masacre para hacerse con pruebas forenses. "Hasta el momento hemos encontrado 300 balas y 45 armas de fuego. Están siendo precintadas para más tarde realizar pruebas de balística", dijo al semanario una fuente de la Policía, que pidió permanecer en el anonimato por carecer de permiso para hablar con la prensa.

180 TESTIGOS

Por otra parte, las autoridades del país han citado a 180 testigos de los hechos para ser interrogados y averiguar las circunstancias de la matanza, que se produjo el pasado jueves durante una jornada de huelga de los trabajadores de la empresa Lonmin, que explota una mina de platino en Marikana, en el noreste de Sudáfrica.

Un total de 34 mineros, armados con palos y machetes y que llevaban varios días en huelga para protestar por las condiciones de trabajo impuestas por Lonmin, fueron acribillados a tiros el pasado jueves cuando un grupo de trabajadores cargó contra los agentes, que aseguran que actuaron en defensa propia.