INTERNACIONAL
05/10/2012 18:36 CEST | Actualizado 05/12/2012 11:12 CET

Paro en EEUU: 7,8%, el índice más bajo desde que Obama llegó al poder

EFE

El índice de desempleo en Estados Unidos bajó al 7,8% en septiembre, tres décimas menos que en agosto, y llegó a su nivel más bajo en el mandato presidencial de Barack Obama y a menos de un mes de los comicios en los que se juega la reelección.

Tras conocerse las cifras, Obama ha dicho que esta caída es "un recuerdo de que hemos ido demasiado lejos como para volver atrás", en alusión a las medidas aprobadas antes de que él llegase a la Casa Blanca por el Partido Republicano de su rival en las elecciones, Mitt Romney.

Obama llegó a la Casa Blanca en enero del 2009. Ese mes el desempleo fue del 7,6% pero desde febrero del 2009, el primer mes en el que el presidente comenzó realmente a gobernar, el desempleo no había bajado del 8%.

El mercado laboral estadounidense creó en septiembre 114.000 nuevos empleos, mientras que los datos del Departamento de Trabajo publicados hoy revisaron al alza los de creación de empleo neta en agosto y julio, que fue de 142.000 y 181.000 puestos de trabajo, respectivamente.

El número de personas desempleadas se situó en los 12,1 millones, lo que supone un retroceso de 456.000 personas.

Las cifras son mejores a lo que esperaba la mayoría de los analistas, aunque muestran un fuerte aumento (582.000 empleos) de los contratos a tiempo parcial.

Entre los hombres mayores de 20 años el índice de desempleo se situó en el 7,3%, mientras que en las mujeres de la misma franja de edad bajó levemente hasta el 7 . Lo peor sigue siendo para los jóvenes, con un desempleo del 23,7%.

Para Mitt Romney estos datos no son los que se esperan en "una recuperación real" y apuntó a que la creación de empleo de septiembre es menor a los datos revisados de agosto y julio.

Obama pasará de nuevo el examen del empleo el 2 de noviembre, cuando el Departamento de Trabajo publicará las cifras de paro de octubre, a solo cuatro días de que se sepa quién gobernará la primera economía mundial cuatro años más.