NOTICIAS
07/11/2012 11:58 CET | Actualizado 07/11/2012 11:59 CET

El diario belga 'La Derniére Heure' utiliza un código QR para informar del vencedor de las elecciones en EEUU

Cualquier periódico europeo tiene una certeza durante la noche electoral en EEUU: gane quien gane, esa información no se recogerá en sus páginas por una mera cuestión horaria. El candidato republicano Mitt Romney reconoció a las siete de la mañana su derrota. Poco más de 30 minutos después Obama anunció desde Chicago que gobernaría otros cuatro años la gran potencia mundial.

A esas horas ningún medio impreso tiene capacidad para recoger la información. Por eso las páginas de los diarios de este miércoles están repletos de noticias que ponen en contexto los comicios, que informan de dónde votaron Obama o Romney, de qué Estados son claves para obtener el triunfo. Información que, a primera hora de la mañana, queda desfasada para cualquier lector, que ya conoce de sobra el triunfo de Obama.

Para solventar el desfase entre la información real y la que el diario ofrece a los lectores siempre hay trucos, ideas brillantes que permiten salir del paso de forma airosa. Sin duda la palma se la lleva este miércoles el diario belga La Derniére Heure (La última hora). En su caso, la dificultad es doble, ya que al problema intrínseco de los periódicos se añade el de la obligación de ser fiel a su propio nombre.

La portada de este miércoles recoge el torso de un hombre ofreciendo una rueda de prensa en la Casa Blanca bajo el titular "Y el presidente es...". La cara del vencedor no se ve: está ocupada por un código QR que, al leer con el teléfono móvil, dirige directamente a la noticia de la web de La Derniére Heure en la que se informa del triunfo de Obama.

El mismo diario lanzó a comienzos de 2010 una edición en tres dimensiones, algo que "es una novedad en Bélgica y quizá también en Europa", afirmó el redactor jefe, Hubert Leclercq.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'