NOTICIAS
14/12/2012 15:14 CET | Actualizado 13/02/2013 11:12 CET

El Gobierno: Tras perder apoyo, CiU no puede proponer una banca catalana o agencia tributaria

EFE

Los detalles del pacto que CiU y ERC están fraguando escandalizan al Gobierno. La vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, consideró "inconstitucional" el pacto en su versión publicada por varios medios de comunicación, que incluye la creación de una agencia tributaria propia, un banco nacional de Cataluña, plenas competencias en Justicia y por supuesto una ley para celebrar un referéndum de independencia.

"Pido a CiU reflexión sobre este asunto por cuanto los resultados electorales son los que son", dijo Santamaría. "Ha pasado de 62 a 52 diputados por convocar unas elecciones con un determinado programa" y ahora pretende dar un "salto" y superarlo con creces por el pacto con ERC.

Se trata de un programa "muy caro" para los catalanes, ya que además viene acompañado de la "euroviñeta", un impuesto para el transporte de camiones, "nuevos impuestos, subida de los ya existentes".

Pero, sobre todo, "no entra dentro de la constitución, genera inestabilidad y va bastante más allá" del mandato de las urnas, donde Mas "no logró la mayoría absoluta que pedía". Según Santamaría, lo necesario ahora es "estabilidad" contra la crisis y no nuevas grietas que ponen a Cataluña y España en el dañino "foco de incertidumbre".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró por su parte que le "preocupa" la marcha de las negociaciones de CiU y ERC en las que los republicanos plantean un "plan de transición al Estado soberano", según los detalles publicados por el diario El País.