POLÍTICA
11/01/2013 17:57 CET | Actualizado 13/03/2013 10:12 CET

Duran i Lleida se siente una víctima: "Sé que estorbo"

EFE

El presidente de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), Josep Antoni Duran i Lleida, se siente una víctima y piensa que estorba. Pero no piensa dimitir. "Sé que haría feliz a mucha gente, pero no tengo intención de hacerles feliz por esta cuestión", ha ironizado desde Chile, donde se encuentra.

"Sé que estorbo, sé que en estos momentos, más que nunca, debido al debate político Cataluña-España, soy criticado por unos y por otros al margen de estas cuestiones", ha asegurado Duran sobre el caso Pallerols. "Solo faltaría que encima de que otros hacían lo que hacían a mis espaldas, al margen de la dirección y sin su conocimiento y en contra mía, ahora tuviese que dimitir. Es decir, cornudos y apaleados", ha agregado.

Duran aprecia que se ha aprovechado el caso para tratar de enseñarse con él y ha agregado: "No sufráis. No me tumbarán. Con humildad, pero con firmeza: tengo mucho que decir y que hacer". "Sé que en estos días es más importante señalarme a mi que buscar la verdad", ha agregado el dirigente democristiano desde Chile, donde participa en unas jornadas sobre humanismo cristiano.

"Todo el mundo opina, acusa, pide explicaciones, responsabilidades y mi dimisión" sin que haya sentencia sobre el caso Pallerols ni sin leer la documentación de Fiscalía. Ha dejado claro también que según la acusación, UDC es 'responsable civil subsidiaria', y es el fiscal quien ponía de manifiesto que la dirección del partido ignoraba el origen ilícito de los pagos que recibió procedentes de los inculpados.

"Aceptamos el acuerdo de las partes imputadas penalmente. Recordado que UDC lo ha estado nunca", ha agregado. "Si nos hubiesen acusado que UDC como tal hubiese recibido dinero a cambio de subvenciones no hubiésemos aceptado el acuerdo conformado por una razón: porque no es cierto", ha concluido.

NUEVOS TIEMPOS