INTERNACIONAL
30/07/2013 09:28 CEST | Actualizado 28/09/2013 11:12 CEST

Catherine Ashton, primera dirigente occidental en reunirse con Mursi, el presidente depuesto de Egipto

EFE

Catherine Ashton, la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, se reunió durante dos horas con el depuesto presidente de Egipto Mohamed Mursi, según informó un portavoz.

Se trata de la primera reunión de un líder occidental con Mursi, arrestado e incomunicado desde el golpe de Estado del Ejército.

El encuentro de Ashton con Mursi, retenido por el Ejército en un lugar desconocido, duró dos horas, agregó la fuente sin ofrecer más datos.

La portavoz oficial de Ashton, Maja Kocijancic, subrayó en Twitter que las conversaciones entre la jefa de la diplomacia europea y el derrocado mandatario fueron 'en profundidad'.

Ashton tiene previsto ofrecer hoy una rueda de prensa, donde dará más detalles.

Antes, se reunirá con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, dentro de sus contactos para acercar posturas entre los egipcios.

Ashton se encuentra de visita en la capital egipcia en su segundo viaje a este país desde que el pasado 3 de julio las fuerzas armadas depusieran a Mursi, tras multitudinarias protestas los días anteriores que pedían elecciones presidenciales anticipadas.

En un principio se esperaba que la visita acabara ayer, pero decidió prorrogarla para seguir con las consultas.

PRESOS POLÍTICOS

En su viaje anterior, la semana pasada, Ashton expresó que le hubiera gustado haber visto a Mursi, y pidió su liberación y la de los presos políticos.

El pasado viernes, un juez ordenó prisión preventiva por quince días para Mursi por supuestos vínculos con el grupo palestino Hamás para perpetrar 'acciones enemigas contra el país'.

También está acusado del asesinato de presos y oficiales de policía, además del secuestro de responsables de seguridad, del asalto e incendio de la cárcel de Wadi Natrun y de atacar instalaciones de las fuerzas del orden.

El Ministerio del Interior no ha descartado que el exmandatario egipcio pueda ingresar en la cárcel cairota de Tora, donde se encuentran arrestados otros dirigentes islamistas y su antecesor, Hosni Mubarak.

ESPACIO ECO