INTERNACIONAL
19/08/2013 17:38 CEST | Actualizado 19/08/2013 17:38 CEST

Mubarak seguirá en prisión pese a que la Justicia egipcia ha ordenado su liberación

REUTERS

El Tribunal Penal del norte de El Cairo ha ordenado la puesta en libertad del expresidente Hosni Mubarak, después de que haya vencido el tiempo de prisión preventiva exigido durante su último juicio, en el que ha sido investigado por corrupción.

Sin embargo, una fuente judicial, que no ha confirmado su liberación, ha señalado que el dictador seguirá encarcelado al menos dos semanas más por otra causa que tiene pendiente, según The New York Times.

Mubarak, de 85 años, todavía tiene que enfrentarse el 25 de agosto a un nuevo juicio por cargos de complicidad en la muerte de manifestantes durante las protestas que llevaron a su caída del poder en 2011.

CADENA PERPETUA

El expresidente y su ministro del Interior fueron condenados a cadena perpetua en 2012 por no impedir estas muertes, pero el veredicto fue apelado tanto por su defensa como por la fiscalía.

Su abogado, Fareed El Deeb, ha explicado que la única base legal para que siga preso es este último juicio y que espera quede anulado esta misma semana.

"Todo lo que queda es un simple procedimiento administrativo que no debería de llevar más de 48 horas. Debería ser liberado para final de la semana, ha comentado Deeb.

El diario estadounidense The New York Times, que ha citado fuentes de seguridad y medios estatales, ha subrayado que todavía cabe la posibilidad de que las autoridades encuentren el modo de mantenerle en prisión.

CORRUPCIÓN EN LA FAMILIA MUBARAK

El caso de corrupción que mantenía a Mubarak en prisión preventiva se ha desarrollado durante seis meses, por lo que, a pesar de no obtener una resolución final, el Tribunal Penal ha explicado que ya ha expirado el plazo de detención previsto para el dictador. No sucede lo mismo con sus dos hijos, para quienes no se ha pedido la liberación.

En este tiempo, la Fiscalía de la Seguridad Suprema del Estado ha encontrado pruebas de que la familia Mubarak supuestamente reformó y decoraró varias mansiones de su propiedad en El Cairo, y junto al mar Rojo y Mediterráneo entre 2002 y 2011.

Mubarak afronta, además, con sus dos hijos y el empresario fugado Husein Salem, cargos de enriquecimiento ilícito y daño premeditado a los fondos públicos relacionados con la venta de gas a Israel.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'