INTERNACIONAL
13/09/2013 08:34 CEST | Actualizado 13/09/2013 08:34 CEST

La mortalidad infantil en el mundo cae un 47% en los últimos 12 años (FOTOS)

GETTY

Aproximadamente 18.000 niños murieron cada día durante 2012 en todo el mundo, según el último informe de varios organismos de naciones Naciones Unidas.

A pesar de las altas cifras, este dato supone un descenso en las muertes de menores en un 47% desde el año 1990; es un "avance significativo" hacía el cuarto Objetivo del Milenio, que busca reducir la mortalidad infantil en dos tercios entre 1990 y 2015.

"Hemos salvado millones de vidas, pero podemos hacerlo aún mejor porque la mayoría de las muertes de niños se pueden prevenir. Lo que precisamos es un mayor sentido de la urgencia", afirma en el informe el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

La principal causa de los cerca de 6,6 millones fallecimientos fue la malnutrición (45%), seguido de neumonía (17%), nacimiento prematuro (15%), complicaciones durante el parto (10%), diarrea (9%) y malaria (7%).

Sin embargo, la proporción de muertes infantiles en el primer mes de vida -periodo neonatal- ha aumentado en un 19% desde 1990.

La directora general de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan, advierte en el estudio que más de la mitad de muertes entre recién nacidos se producen en el primer día de vida, por lo que considera "crucial" poner especial atención en los cuidados para la madre y el bebé en las primeras 24 horas después el parto.

INDIA Y NIGERIA, DONDE MUEREN MÁS NIÑOS

Desde el informe se señala que las altas tasas de mortalidad infantil siguen muy localizadas. Casi la mitad de estas muertes se producen sólo en cinco países: China, República Democrática del Congo, India, Nigeria y Pakistán. De hecho, solamente India (22%) y Nigeria (13%) acaparan más de la tercera parte.

Todas las regiones del mundo, excepto el África subsahariana y Oceanía, han recortado su índice de mortalidad infantil en más de la mitad respecto a 1990.

Estas zonas ven morir a 98 niños cada 1.000 nacimientos, quince veces más que en los países desarrollados. Sin embargo, la situación va mejorando. Las defunciones se están reduciendo en un 4,1% de media anual desde 2005 (frente al 0,8% del periodo anterior).

Las mayoría de los pequeños se salvaría si contaran con unos cuidados mínimos de salud, como atención médica durante el parto o antibióticos, además de prácticas sencillas como el contacto con la madre y alimentación a base de leche materna durante los seis primeros meses de vida, aconsejan desde la OMS.

VODAFONE PARA EL HUFFPOST