POLÍTICA
05/10/2013 14:25 CEST | Actualizado 05/10/2013 14:25 CEST

Las quejas a la defensora de TVE aumentan en un 77,9% en el último trimestre

RTVE.es

La defensora del espectador, el radioyente y el internauta de RTVE recibió en el segundo trimestre de este año 2.551 comunicaciones, 1434 más que en el periodo anterior, lo que supone un incremento del 77,9%.

Según explica la Oficina de la Defensora en su último informe trimestral, la mayor parte de esas quejas (997) se debieron a la presencia de programas religiosos en RTVE y apelaban a un servicio público de un estado aconfesional.

De todas esas comunicaciones, 769 correspondían a la "adhesión a una queja presentada por el responsable del Observatorio del Laicismo, donde consideraba que la emisión de programas religiosos atentan a la aconfesionalidad del estado y vulneran las normas de la Corporación".

La defensora del espectador indica que todas esas comunicaciones fueron desestimadas porque "representan una reacción en cadena motiva y que desvirtúan su devenir habitual".

"La corporación no está vinculada a ninguna confesión religiosa, pero tiene en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española tanto en sus informativos como en sus programas. Por ello, no solo emite programas del credo católico, sino que también da espacio a las confesiones evangélica, judía y musulmana, conforme a su arraigo en España", dice la defensora.

Además, el informe advierte de que las quejas se han producido después de unos meses precedentes de "intensa actualidad religiosa, con acontecimientos como la renuncia del Papa Benedicto XVI, el cónclave y la entronización del Papa Francisco”, a los que, dice, RTVE no podía ser ajena.

INFORME SEMANAL

En cambio, la defensora da la razón a las 31 comunicaciones que le han llegado lamentándose por el reportaje sobre los 'escraches' a políticos que emitió 'Informe semanal' el 27 de abril pasado. Estos espectadores coincidieron en que el reportaje fue parcial y sesgado.

"El reportaje no se ajusta a la buena práctica periodística; no contextualiza la protesta ciudadana llamada escrache, realiza acusaciones contra personas a las que no da la oportunidad de defenderse y es desequilibrado en las opiniones que ofrece", reconoce la defensora.