NOTICIAS
09/12/2013 10:48 CET | Actualizado 09/12/2013 10:48 CET

Así era el clima de 'El Señor de los Anillos' y 'El Hobbit'

Desde la eterna primavera de la Comarca hasta las tierras agostadas de Mordor, casi todos los climas se dan en la Tierra Media imaginada por J. R. R. Tolkien. Ahora, científicos británicos han usado los mismos modelos utilizados que estudian el cambio climático para dibujar el clima de aquel mundo antiguo. El hogar de los hobbits se corresponde con varias zonas de Nueva Zelanda, donde Peter Jackson ha grabado la versión cinematográfica. Pero el reino del malvado Sauron y su ojo que todo lo ve bien pudo ser Almería.

Aprovechando el tirón del estreno en unos días de El Hobbit: la desolación de Smaug, la segunda parte de la trilogía en que Jackson ha dividido la novela El Hobbit, de Tolkien, expertos en clima del Instituto Cabot de la Universidad de Bristol (Reino Unido) han modelado el clima de la Tierra Media. Puede que las historias de elfos, enanos y hombres sean todo fantasía, pero el clima en el que se desarrollan sus aventuras no.

“El objetivo era capturar la imaginación de la gente con el fin de trasladarles varias cuestiones realmente graves”, dice Dan Lunt, de la Escuela de Ciencias Geográficas de la universidad británica y coautor de la investigación. “Es una pieza corta en la que examinamos los resultados de la Tierra Media, pero también plantea las fortalezas y debilidades de los modelos climáticos y cómo podemos utilizar observaciones de los climas del pasado con el fin de probar nuestros modelos y ganar confianza en sus predicciones del futuro cambio climático”, añade.

Para simular estos periodos pasados con los que adivinar el futuro climático, los investigadoresusan las mismas herramientas que han aplicado al clima de la Tierra Media. Pero aquí tuvieron que ajustarse a los límites de la imaginación de Tolkien. Partieron de los mapas y descripciones de El Hobbit y El Señor de los Anillos. Se encontraron con el problema nada menor de convertir información en dos dimensiones en un mundo esférico. Su punto de partida es un mapa del Hemisferio Norte correspondiente a la Segunda Edad de Arda.

Dividieron la Tierra Media en cuadrículas de 0.5 grados de latitud por 0,5 grados de longitud. Aunque los datos sobre la altura de las montañas y la profundidad del mar son escasas, hicieron estimaciones topográficas y batimétricas (profundidad marina), altura media al nivel del mar, vegetación presente en la Tierra Media, régimen de precipitaciones... Y pusieron a correr el modelo climático HadCM3L, desarrollado por Met Office, la agencia meteorológica británica con una simulación correspondiente a 70 años.

EL SUR, MÁS CALIDO

“Creo que los climas del libro y la película son consistente con el tamaño y características de la Tierra Media que, en realidad, es una pequeña región de todo el planeta inventado por Tolkien”, explica Lunt. La relación entre temperatura y latitud es, como en la Tierra, muy clara, con las regiones más al norte siendo relativamente frías y las situadas más al sur más cálidas. Así, la temperatura media del Reino de Forodwaith está por debajo de 0º, mientras que el cálido Reino de Haradwaith soportaría temperaturas medias de 30º. Para los investigadores, los climas de la Tierra Media serían equivalentes a los que tienen Europa occidental y el norte de África.

En esa comparación entre los dos mundos, y siendo cautos dados los escasos datos, la zona de la Tierra que más se parece climáticamente a la Comarca, con una temperatura media de 7º y una precipitación anual de 610 mm3, habría que buscarla en Bielorrusia. Pero, cómo los autores son anglosajones y el mismo clima se repite en varias regiones del planeta, las segundas zonas que más se parecerían al terruño de Bilbo Bolsón están en los condados ingleses de Lincolnshire y Leicestershire y en el norte de Dunedin, en Nueva Zelanda, la tierra natal de Peter Jackson y donde el director grabó la mayor parte de sus trilogías.

"PARTES DEL SUR DE ESPAÑA SON COMO MORDOR"

¿Y donde estaría la guarida de Sauron? “En nuestro mapa, partes del sur de España son como Mordor”, asegura el climatólogo británico. En concreto, la región que va desde Almería hasta el sur de Alicante presentan unos patrones de temperatura y precipitaciones muy similares a lo del feudo del Señor Oscuro. Algunas zonas de California, Texas y Nueva Gales del Sur, en Australia, también serían buenas candidatas a alojar sus legiones de orcos.

Si Frodo Bolsón no hubiera destruido el anillo único, Sauron y su aliado Saruman habrían no solo acabado con la naciente Edad de los hombres, sino con el clima de la Tierra Media. Como dice Lunt: “Probablemente habrían quemado la mayor parte de los bosques, continuando la emisión de grandes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera, elevando las temperaturas de forma sustancial, como los seres humanos estamos haciendo en nuestro propio planeta. Por lo tanto, el clima futuro de la Tierra Media sería bastante terrible”.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST