INTERNACIONAL
27/12/2013 10:00 CET | Actualizado 27/12/2013 12:05 CET

Atentado en Beirut: Muere el exministro de Finanzas

Una gran explosión al paso del convoy en el que viajaba el exministro libanés Mohamad Chatah ha acabado con su vida y la de otras cuatro personas, y amenaza con traer más inestabilidad a un país en tensión por la guerra civil siria, que se libra junto a sus fronteras. Chatah fue ministro de finanzas y asesor de política internacional del ex primer ministro Saad Hariri. Al menos 70 personas han resultado heridas.

La explosión, que se escuchó en todo Beirut y que reventó los cristales de los edificios situados a varias manzanas de distancia, tuvo lugar en la zona centro de la ciudad, no muy lejos del lugar donde, en 2005, se produjo el ataque contra el convoy en el que viajaba el padre del primer ministro, Rafic Hariri

De momento, ningún grupo ha reclamado la responsabilidad por este ataque. En los últimos meses, Líbano ha sufrido una escalada de incidentes violentos, incluido un ataque masivo en dos fases contra la embajada de Iran en Beirut el pasado Noviembre.

La responsabilidad por este ataque, dirigido contra uno de los apoyos de grupo libanés Hezbolla, fue reivindicado por un grupo libanés vinculado a Al Qaeda, las Brigadas de Abdullah Azzam. Se interpretó como un acto de represalia contra Hezbollah y contra Irán, por su papel en la defensa del régimen del presidente sirio, Bachar el Assad.

Por el contrario, Mohamed Chatah era un destacado crítico con Hezbollah y el gobierno sirio desde los tiempos en los que asesoraba a Hariri, a principios del 2000, antes de que una revuelta popular obligara a las tropas sirias a abandonar el Líbano.

Poco antes de su muerte, Chatah había tuiteado críticas a Hezbollah por sus intentos de obtener la legitimidad en la política libanesa sin participar en las instituciones del estado, lo que comparó con el control que el viejo régimen sirio mantenía sobre Líbano.

Amal Mudallali, otra exasesora de Hariri, aseguró a The Huffington Post que la muerte de Chatah era una pérdida para las fuerzas moderadas del Líbano.

“Representaba la moderación y la racionalidad en un lugar que durante los últimos nueve años ha sido todo menos racional”, dijo. “Era un hombre sensato, siempre. Representaba lo mejor del Líbano, y eso es lo que han matado: la moderación, para que Líbano se convierta en un lugar sólo para radicales y extremistas”.

Chatah se había educado en EE.UU., en la Universidad de Texas, y durante tres años, entre 1997 y 2000, sirivió como embajador del Líbano en Washington DC.

“Estoy destrozada”, aseguró Mudallali. “Es una tragedia”.