INTERNACIONAL
03/05/2014 10:21 CEST | Actualizado 03/05/2014 10:21 CEST

Al menos 2.500 muertos por los corrimientos de tierras en Afganistán

Al menos 2.500 personas han muerto en el masivo corrimiento de tierra producido este viernes en la región afgana de Badajshán (noreste del país), según ha informado el gobernador local, Shah Waliwaulá Adib, en declaraciones recogidas por la cadena afgana Tolo News.

Hasta el momento, solo ocho personas han sido rescatadas con vida del corrimiento en Argo, donde miles de personas resultaron sepultadas cuando intentaban rescatar a los afectados por un corrimiento de tierra previo.

Cerca de 300 viviendas han terminado enterradas y otras 700 han tenido que ser evacuadas ante la posibilidad de una nueva avalancha de rocas como la que ha provocado esta catástrofe. Además, más de 1.500 cabezas de ganado han perecido en este suceso, de acuerdo con el instructor policial de Argo, Qari Sayfuddin.

Según las autoridades, un primer alud sepultó unas 300 viviendas de la zona de Argo, situada en un área montañosa. Posteriormente, un segundo deslizamiento de tierras enterró a cientos de personas que habían acudido de zonas cercanas para tratar de rescatar a las víctimas iniciales.

Badajshán tiene frontera con Tayikistán en el norte y con Pakistán en el sur. Es una región con poca densidad de población y compuesta principalmente por una mayoría tayika a la que se suman miembros de la comunidad uzbeka y kirguís.

Su situación geográfica convirtió a Badajshán en la única región que no controlaron los talibán durante los años en que estuvieron en el poder.

ESPACIO ECO