INTERNACIONAL
08/06/2014 12:26 CEST | Actualizado 08/06/2014 12:26 CEST

Al Sisi toma posesión como nuevo presidente de Egipto

REUTERS

El ex jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto, el general retirado Abdelfatá Al Sisi, es ya nuevo presidente del país tras prestar juramento ante el Tribunal Supremo Constitucional de El Cairo este domingo.

Mientras, la Policía custodia los puntos de acceso a la plaza de Tahrir, símbolo de las protestas que derrocaron al ex presidente Hosni Mubarak y escenario elegido por los simpatizantes de Mursi durante los últimos meses para protestar por la expulsión de su líder.

La plaza, rodeada por alambradas y tropas del Ejército, será usada por los partidarios de Al Sisi para realizar celebraciones masivas e incluso un concierto en honor del hombre que, según sus partidarios, devolverá la estabilidad a Egipto.

Sin embargo, la Alianza Nacional en Apoyo a la Legitimidad, coalición liderada por la organización islamista egipcia Hermanos Musulmanes, a la que pertenece el ex presidente Mursi, ha convocado una manifestación en señal de repulsa a la asunción de Al Sisi.

OLEADA DE PROTESTAS

"Continuaremos nuestra oleada de protestas, que iniciamos el 3 de julio (de 2013)", ha dicho a través de un comunicado, en referencia del inicio de las manifestaciones tras el derrocamiento de Mursi, según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.

A tal efecto, las fuerzas de seguridad han instalado puestos de control en la carretera de Corniche El Nil, donde se encuentra la sede del tribunal, donde los acceso permanecerán cerrados desde las 08.30 horas hasta el mediodía.

A la ceremonia han acudido 45 figuras árabes e internacionales, entre ellas quince líderes mundiales. Al Sisi, ya presidente, se trasladará al palacio presidencial de Heliopolis para la gala de inauguración de su nuevo mandato, que obtuvo con un aplastante 97 por ciento.

RETORNO AL PASADO

Distintas personalidades políticas han expresado su decepción por la nueva ley electoral que, denuncian, supone un retorno al caciquismo y al personalismo político muy similares a los vigentes durante las décadas de régimen militar derrocado tras la revolución de 2011.

La nueva legislación, aprobada por el presidente interino Adli Mansur a pocos días del fin de su mandato, establece que de los 567 miembros del Parlamento, 420 serán elegidos directamente como candidatos independientes y 120 serán elegidos mediante candidaturas cerradas de partidos políticos. El resto serán nombrados directamente por el presidente.

El sistema es prácticamente idéntico al vigente durante el mandato de Mubarak, en el que los partidos políticos integrados en el sistema eran muy débiles y los escaños para independientes eran ocupados por caciques regionales y personalidades adineradas afines al presidente.

APRENDE A USAR TU DINERO