POLÍTICA
09/09/2014 13:42 CEST | Actualizado 09/09/2014 13:54 CEST

España, el país con más 'ninis' de la UE

España sigue teniendo más 'ninis' que ningún otro país europeo. Más del 25% de los jóvenes españoles entre 15 y 29 años ni estudia ni trabaja, según revela el último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre el Panorama de la Educación 2014.

El porcentaje ha crecido 1,4 puntos entre 2011 y 2012 y sitúa a España a la cabeza de Europa y sólo por detrás de Turquía, con cerca del 30%. Le siguen Italia (un poco menos del 25%), Chile y México (ligeramente superiores al 22%).

Los resultados muestran que el paro causa estragos entre los jóvenes pero también revelan el notable desinterés que estos tienen por formarse. España es también el país, junto con Grecia, en el que se abandonan antes los estudios, aún con un panorama laboral muy negro.

Pero un alto nivel educativo tampoco reduce el riesgo de desempleo en España. Los que han cursado estudios universitarios o FP y están en paro (14%) casi triplican los de otros países de la UE (5%). La movilidad educativa intergeneracional pone de manifiesto que el 55% de los adultos entre 25 y 64 años tiene el mismo nivel educativo que sus padres, mientras un 40% obtiene un nivel superior.

Sigue leyendo después del gráfico.

El desinterés en la educación también se refleja en la formación: aunque cada vez hay más españoles con estudios secundarios no obligatorios (54% de la población), aún están lejos del 77% de la media de la OCDE. Los que deciden cursar estudios superiores se gradúan más tarde que la mayoría de los europeos, a los 26,9 años, casi tres después que los británicos y holandeses.

Otros datos llamativos son la ratio de alumnos por profesor, inferior en España a las de la OCDE y de la UE en todos los niveles educativos (10,6 en España, 13,2 en la OCDE y 11,4 en la UE); el sueldo de los profesores, un 26% superior al de otros países; el deficiente rendimiento de los españoles mejor formados en las pruebas de educación de adultos europeas; y los elevados niveles de desigualdad de género en los salarios.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'