POLÍTICA
30/01/2015 19:31 CET | Actualizado 30/01/2015 19:31 CET

Los 'mimitos' en el PSOE hasta las elecciones autonómicas

FLICKR / PSOE

El PSOE sabe que se juega su futuro en las elecciones andaluzas del próximo 22 de marzo y, posteriormente, en las autonómicas y locales del 24 de mayo. Por eso, durante estos casi dos meses el fuego cruzado instalado en la formación se quedará en el subsuelo y en público volverán los ‘mimitos’ para afrontar estas contiendas vitales.

Los socialistas arrancan este fin de semana la larguísima precampaña con la convención autonómica que celebran en Valencia, en la que la dirección y los candidatos van a intentar mostrar una imagen de unidad después de unas tumultuosas semanas en las que se ha cuestionado el liderazgo de Pedro Sánchez. Una cita planeada para engrasar la maquinaria electoral que se ha visto deslucida a última hora este viernes al anunciarse que no irá la presidenta andaluza, Susana Díaz, al tener gripe.

Ahora toca una época de “mimos” en público, según reconoce un barón socialista. Los líderes del PSOE llegan al cónclave en pleno revuelo interno azuzado por la reunión que mantuvieron el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el exministro de Defensa José Bono y el líder del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el secretario de Política de esta formación, Íñigo Errejón, revelada por El Huffington Post.

Este episodio ha calentado todos los ambientes socialistas y ha retratado la relación enconada entre Zapatero y Pedro Sánchez, enfrentados desde el anuncio del nuevo líder del PSOE de modificar el artículo 135 de la Constitución -el de estabilidad presupuestaria-, que fue pactado por los socialistas y los populares en plena tormenta financiera en el verano de 2011.

Este choque cambia la correlación de fuerzas socialistas, pues fueron precisamente Bono y Zapatero dos de los que apoyaron a Sánchez en su ascenso al liderato tras retirarse de la carrera la presidenta andaluza.

MIRANDO A DÍAZ

Ahora en el PSOE todos miran de nuevo a la líder andaluza, aunque no podrán estar con ella este fin de semana. Ha convocado elecciones anticipadas en la comunidad y la sensación en el partido, según fuentes socialistas, es que ganará ampliamente. No obstante, esta operación tiene también riesgos para todo el PSOE si no sale como esperan, reconocen algunos socialistas.

Este movimiento se entiende en Ferraz y creen que hay razones “objetivas” para anticipar los comicios. El propio Sánchez ha apoyado en público la decisión de convocar casi un año antes de lo previsto oficialmente. El PSOE-A se ve fuerte, las encuestas les sitúan como el partido favorito, el candidato del PP, Juan Manuel Moreno, no termina de despegar y Podemos todavía no ha concretado su estructura.

La presidenta autonómica ha dicho que su “tren” es el de Andalucía, pero algunos barones ven también un cálculo de tiempos de Díaz de cara a objetivos mayores. Los socialistas tienen previsto celebrar primarias abiertas en verano para elegir a su candidato en las elecciones generales de finales de año.

Según fuentes territoriales socialistas, Sánchez se veía como aspirante único en estas primarias, pero ahora tiene miedo a que se presente una candidatura tan potente como la de Díaz. No obstante, el secretario general se siente respaldado por los militantes y continúa con su intención de presentarse a las primarias. Eso sí, en los círculos socialistas hay quien incluso admite la posibilidad de que se pueda forzar un congreso extraordinario para cambiar de secretario general.

LA CAMPAÑA Y EL DÍA DESPUÉS

Todos estos escenarios se perfilarán tras las elecciones andaluzas y las locales de mayo. Dependerá de lo que pase principalmente en las urnas. En Ferraz manejan encuestas con datos positivos en estos comicios, en los que Podemos no se presentará como marca propia en las municipales y está construyendo ahora su organización autonómica.

Sánchez tiene la intención de implicarse de lleno en las campañas que vendrán en los próximos meses. Los candidatos también le llamarán porque “suma” y algunos intentarán tirar de Díaz en actos públicos. Es una buena oportunidad para limar las asperezas con algunos barones regionales que se han quejado en privado de problemas de comunicación con su líder.

En el PSOE andaluz también cuentan con Sánchez para actos de cara a las autonómicas en la campaña “potente” que está preparando el equipo de Díaz, según fuentes socialistas de esta comunidad.

Aunque en público intentarán guardarse las formas, en el partido también estarán muy atentos a todos los movimientos que se puedan dar fuera de los focos desde las andaluzas hasta las autonómicas, cuando pueden ir colocándose las fichas de cara al día después si se da un mal resultado el 24 de mayo.

Ese día los socialistas confían en hacerse con los gobiernos de Extremadura y Asturias, esperan el incierto resultado en Castilla-La Mancha y estarán muy atentos a los que pase en la Comunidad Valenciana y Madrid -puntos claves desde el punto de vista interno del partido-.

Pero ahora toca durante estas semanas darse mimitos. Este fin de semana los fotógrafos que se frotaban las manos se quedan sin la imagen de Díaz y de Sánchez. Bienvenidos a la campaña socialista.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...


ESPACIO ECO