INTERNACIONAL
10/02/2015 08:19 CET | Actualizado 10/02/2015 08:19 CET

Obama y Merkel acuerdan continuar la vía diplomática en el conflicto de Ucrania

Barack Obama y Angela Merkel escenificaron este lunes su acuerdo respecto al conflicto ucraniano. Ambos defendieron la vía diplomática, que es en realidad la opción que defiende la canciller alemana. El presidente estadounidense volvió a decir que si esta falla, su país está dispuesto a apoyar a Ucrania con armas frente a Rusia, pero de momento la UE no quiere pensar en calentar más el conflicto.

Merkel visitó este lunes la Casa Blanca, después de haberse reunido con Vladimir Putin, acompañada con el presidente francés François Hollande, la semana pasada.

La reunión entre los dos dirigentes en el Despacho Oval, duró casi dos horas, y se celebró en vísperas de la cumbre entre los líderes de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania prevista el miércoles en Minsk. Obama insistió varias veces en su preferencia por la vía "diplomática".

Rusia "ha pagado un precio muy significativo por sus acciones, primero en Crimea y ahora en el este de Ucrania", enfatizó Obama, quien admitió, sin embargo, que eso no ha servido hasta ahora para "disuadir" al líder del Kremlin, Vladimir Putin.

Por ello, aunque países como Francia y Alemania han expresado abiertamente su oposición a facilitar armas a Kiev porque creen que el conflicto empeorará, el Gobierno de Obama ha iniciado un debate al respecto y un sector cada vez más amplio del Congreso de EEUU sí apoya dar asistencia letal a las Fuerzas Armadas de Ucrania.

ARMAS FRENTE A DIPLOMACIA

Si la diplomacia "fracasa"', Obama adelantó este lunes que evaluará "todas las opciones" disponibles y que el envío de "armas defensivas letales" al Gobierno de Ucrania "es una de ellas". No obstante, Obama remarcó que la decisión no está tomada y rehusó poner un plazo.

"Una de las cosas por las que estoy muy alentado es por el grado en que hemos sido capaces de mantener la unidad entre Estados Unidos y Europa en este tema", indicó el mandatario.

Ese mismo mensaje quiso transmitir Merkel, quien aseguró durante la conferencia de prensa que "lo importante" en este momento es que sus respectivos Gobiernos están "muy unidos en su idea de un esfuerzo diplomático renovado" como el que ella impulsa junto al presidente francés, François Hollande.

"No veo una solución militar a este conflicto", declaró Merkel. "Pero se decida lo que se decida (en Washington), la alianza entre Europa y Estados Unidos seguirá siendo sólida, incluso si no estamos siempre de acuerdo", puntualizó después.

La canciller reconoció que "no hay un éxito asegurado" del esfuerzo que comparte con Hollande, que no consiste meramente en un ejercicio de "mediación", sino que también representa, a su juicio, "una defensa del orden y la paz en Europa".

ESPACIO ECO