INTERNACIONAL
28/05/2015 09:17 CEST | Actualizado 28/05/2015 09:18 CEST

Una ola de calor hace estragos en India, donde han muerto 1.400 personas

HARISH TYAGI/EFE

Un ola de calor está asolando el sur de India, donde los termómetros han llegado a marcar hasta 47 grados y las temperaturas infernales derriten hasta el asfalto. Alrededor de 1.400 personas han muerto en los estados indios de Andhra Pradesh y Telangana a consecuencia de la ola iniciada hace dos semanas y que afecta principalmente a obreros, conductores, jornaleros y personas sin hogar.

En Andra Pradesh, ya han perdido la vida al menos 1.020 personas víctimas de las altas temperaturas, según la televisión india NDTV. A estas muertes se suman otras 340 en Telangana, así como varias decenas más repartidas por otros puntos del país.

La mayoría de las defunciones se han producido debido a casos de insolación y deshidratación. A pesar del elevado número de víctimas, las autoridades locales no han considerado la situación como un desastre natural y se han limitado a emitir un aviso general a la población.

EL TRABAJO EN LAS CALLES CONTINÚA

Latha, trabajadora de la construcción, se ha quejado a NDTV de que el Gobierno ni siquiera ha recomendado quedarse en casa en las horas centrales del día y, aunque lo hiciese, tampoco considera que fuese posible. "Si no trabajo, ¿cómo voy a sobrevivir?", ha preguntado.

En la misma línea, Prabhakar, amigo de un conductor de rickshaw fallecido por las altas temperaturas, ha dicho que "para sobrevivir" no tiene "otra opción" que seguir trabajando, "incluso durante las tardes más calurosas".

Los termómetros han llegado a alcanzar los 47 grados en la localidad de Jangamaheswarapuram, en Andra Pradesh, y los 46 en Khammam y Nalgonda, en Telangana. El servicio meteorológico prevé que al menos durante dos días más los niveles de calor se mantengan en estos niveles, en torno a siete grados por encima de lo que podría ser normal, según Times of India.