TENDENCIAS
27/07/2015 08:49 CEST | Actualizado 28/07/2015 11:14 CEST

¿Qué fue de los intérpretes de la canción del verano?

Llegan a nuestras vidas a través del chiringuito de playa y, de igual forma, desaparecen. Cada año surgen cantantes de un solo éxito que nos alegran la vida cuando hay sol y que desaparecen en cuanto llega el duro invierno. Son los intérpretes de la canción del verano, quienes a pesar de no acostumbrar a repetir sus logros musicales, permanecen en nuestra memoria para siempre en forma de ebrios recuerdos

Ha llegado el momento de descubrir qué ha sido de esos cantantes y qué hacen ahora los que un día fueron la sensación del verano.

O-ZONE: DRAGOSTEA DIN TEI (2004)

Este temazo moldavo-rumano sirvió para mucho más que inspirar una parodia de Los Morancos, que a su vez arrasó en Latinoamérica.

¿Fue España el único país capaz de caer en las redes de esta canción? El tema se colocó como número uno en países como Alemania, Suiza, Francia y Portugal, entre muchos otros. Nuevas realidades europeas lograban visibilidad en el núcleo duro del continente, avanzando la creciente importancia de los socios orientales de la Unión Europea.

El éxito de la canción fue más duradero que el propio grupo: O-Zone se separó casi de inmediato. Sus tres componentes —Dan Bălan, Radu Sârbu y Arsenie Todiraş— siguen siendo celebridades en solitario en Rusia, Rumanía y Moldavia.

DADDY YANKEE: GASOLINA (2005)

Al igual que con los O-Zone, el logro de Daddy Yankee tuvo un gran componente sociológico. Esta obra seminal del reggaeton instauró de manera definitiva el perreo en España y con ella constató una sociedad cada vez más multicutural.

Diez años después de tan magna aportación a la idiosincrasia del país, el puertorriqueño acaba de lanzar un álbum que sigue afianzando el género, con sencillos como La nueva y la ex. Su nuevo tema cuenta la historia de dos mujeres que se pelean por su amor. El intérprete sigue dándolo todo. Está de gira europea y actuó recientemente en el Madison Square Garden estadounidense.

WHIGFIELD: SATURDAY NIGHT (1994)

Esta rubia danesa es una de las pioneras del concepto canción con coreografía incorporada. Su hit le sirvió para lanzar su carrera, con un álbum homónimo. Tres años después editó Whigfield II y en el 2000 Whigfield III. Su equipo no debía controlar mucho de números romanos, así que el siguen trabajo se tituló 4.

Aunque parezca imposible, en 2012 seguía grabando música en formato LP, con un considerable ahorro tipográfico: W. ¿Has escuchado en la radio alguna de las canciones de estos trabajos discográficos? Ella tampoco. El otro día se pasó por Dublín para protagonizar una campaña de Vodafone.

LOU BEGA: MAMBO NO. 5 (1999)

Como bien dejaba claro su canción, el alemán Lou Bega era un ligón en serie. Pero hace un año se casó con su novia y madre de su hijalou. Lo hizo en Las Vegas, como no podía ser de otros forma. Su madre era italiana y su padre de Uganda y en su juventud se marchó a vivir a Miami, así que todo este mix de nacionalidades de algún modo desembocó en su canción de éxito. La última vez que salió en las noticias fue en contra de su voluntad: Un locutor lo confundió con Lou Reed y anunció su muerte en 2013.

DAVID CIVERA: QUE LA DETENGAN (2002)

Si algo no es David Civera es cantante de un solo éxito. Nos representó en Eurovisión con Dile que la quiero y logró un sexto puesto que ningún intérprete español ha vuelto a superar hasta el momento.

Exconcursante de Lluvia de estrellas, Mira quien baila y Tu cara me suela, en algún momento indeterminado sus discos dejaron de ser éxitos de ventas. Pero antes tuvo esta canción de verano que grabó con Vale Music, el sello de los triunfitos. Actualmente sigue aumentando su discografía, aunque su último trabajo fue un disco de versiones. Este verano está de gira y vive en Teruel, que, gracias a él, existe un poquito más.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

PRIME DAY