POLÍTICA
19/08/2015 20:17 CEST | Actualizado 20/08/2015 10:34 CEST

El ajetreado día de Rajoy

EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha aprovechado su regreso a Galicia, donde se encuentra de vacaciones durante unos días, para acercarse a las obras de la línea de alta velocidad en el túnel de Prado, en Vilar de Barrio (Ourense).

Después, ha dedicado un rato a hacer una visita cultural a un monasterio mozárabe en Celanova, también en Ourense, y ha departido con el alcalde en una terraza, bebiendo una cerveza y tomando unas patatas.

  • Posado con la ministra junto al túnel
    Posado con la ministra junto al túnel
    EFE
    El presidente, enfundado en su chaleco luminiscente, se ha detenido un momento a posar para los fotógrafos junto a la ministra de Fomento, Ana Pastor, el vicepresidente de la Xunta y el delegado del Gobierno en Galicia.
  • Señalando un plano
    Señalando un plano
    EFE
    Rajoy ha escuchado las explicaciones de los responsables de la obra e incluso ha hecho preguntas señalando al plano, como podemos ver en la imagen.
  • Paseando por el túnel
    Paseando por el túnel
    EFE
    Con el casco ya en la cabeza y parece que a paso ligero, el presidente ha recorrido parte del túnel junto a la ministra y a las autoridades.
  • Saludando al personal
    Saludando al personal
    EFE
    Después ha tenido un momento para saludar a los operarios que allí estaban trabajando.
  • Mirando para arriba
    Mirando para arriba
    EFE
    Porque el responsable que le explica la obra le señala y, claro, no va a hacerle el feo de no mirar.
  • Saliendo por un hueco muy pequeño
    Saliendo por un hueco muy pequeño
    EFE
    En realidad, sale de la capilla mozárabe de San Miguel durante la visita que ha realizado al Monasterio de San Rosendo de Celanova, en Ourense. Téngase en cuenta que Rajoy es un hombre alto y que la gente antes era de menor estatura.
  • Relajándose con una cerveza y unas patatas
    Relajándose con una cerveza y unas patatas
    EFE
    Tanto ajetreo bien merecía una cerveza fría en compañía del alcalde de Celanova y un joven con polo azul mientras los fotógrafos, reflejados en el cristal, se afanan en captar el momento.