POLÍTICA
10/11/2015 18:53 CET | Actualizado 10/11/2015 19:30 CET

Sánchez: "El Estado tiene el derecho y la obligación de tomar todas las medidas"

Pedro Sánchez, en La Moncloapor elhuffingtonpost

Ni una mala palabra contra Rajoy. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha mostrado este martes su apoyo al recurso que el Gobierno va a presentar ante el Tribunal Constitucional contra la resolución independentista del Parlament. Tras su reunión este martes en La Moncloa con Mariano Rajoy, el líder socialista ha huido de cualquier crítica al Ejecutivo y ha subrayado que PP y PSOE han acordado "caminar unidos" en relación a la situación de Cataluña.

"El Estado tiene el derecho y deber de articular todas las medidas para restaurar la normalidad democrática y al Constitución", ha advertido Sánchez, quien ha subrayado que el PSOE podría haber presentado su propio recurso ante el Constitucional, pero que no lo ha hecho porque quieren trasladar "la imagen de unidad de todos frente al desafío secesionista".

Por eso, ha insistido el líder socialista, ha acordado con Rajoy mantener una "comunicación abierta" y ha coincidido con el jefe del Ejecutivo en que la respuesta tiene que ser "proporcional". Preguntado por la posibilidad de que ambos aparten la cuestión catalana de la refriega electoral, Sánchez se ha limitado a comentar: "Estamos a escasos días de las elecciones y es poco habitual que el líder de la oposición se reúna con el presidente del Gobierno".

Además, Rajoy se ha reunido con el rey tras el encuentro para comunicarle las medidas adoptadas. Don Felipe ha cambiado la agenda que tenía prevista para este miércoles para estar atento al Consejo de Ministros que se ha convocado para aprobar el recurso ante el Tribunal Constitucional.

"TODAS LAS REUNIONES QUE HAGAN FALTA"

Pese a que esta era su segunda reunión en La Moncloa en menos de 15 días, el secretario general del PSOE no ha descartado que haya más y ha avisado de que habrá "todos los encuentros que hagan falta". "Lo que esperamos es que los representantes del parlamento de Cataluña cumplan con la sentencia previsible del Constitucional porque se tiene que cumplir. No hay debate", ha zanjado.

Ahora bien, Sánchez ha advertido de que "una vez que se asegure la legitimidad democrática y se salvaguarde", a partir del 21 de diciembre, el día después de las elecciones, "hay que dar una solución política" a una "crisis política". "La reforma de la Constitución no es un fin en sí mismo, sino un cauce para reconstruir consensos rotos", ha insistido.

En este sentido, ha repetido que el PSOE es "el único partido" que ha puesto "encima de la mesa" una solución política y ha propuesto una reforma Constitucional. "Es un pacto de convivencia y hay que abrir el diálogo para, entre todos, renovar ese pacto". Y eso, ha explicado, exige mantener "una posición abierta": "Si se pone en la mesa otras colusiones, el PSOE estará abierto a estudiarlas".

ESPACIO ECO