NOTICIAS
11/11/2015 13:29 CET | Actualizado 11/11/2015 13:29 CET

El despreciable gesto de este jugador cuando su rival quiere regalarle el balón a un niño

Cam Newton, quarterback de los Carolina Panthers, tiene una tradición: cada vez que anota un touchdown (un tanto, en fútbol americano), regala el balón a un niño de la grada con necesidades especiales.

Este fin de semana, tras lograr uno ante los Green Bay Packers, Newton quiso seguir con su bonita tradición al querer darle el balón a un chaval que acababa de perder a su padre.

Sin embargo, cuando fue a coger la pelota, Julius Peppers, de los Packers, demostró su falta de sensibilidad al lanzarle el balón lejos para que fuera a buscarlo.

Newton fue a buscarlo no sin antes reprocharle su gesto a Peppers y, después, le regaló la pelota al crío, que estalló en felicidad con el presente.

Así se produjo la escena:

ESPECIAL PUBLICIDAD