POLÍTICA
21/11/2015 12:02 CET | Actualizado 21/11/2015 14:16 CET

Un hombre en silla de ruedas denuncia cómo tiene que subir al tren

Óscar Jiménez recorrió en verano en silla de ruedas los cerca de 700 kilómetros del Camino de Santiago desde Roncesvalles a la capital gallega. Pero ahora se le atraganta un reto que debería ser mucho mucho más sencillo: subir a un tren.

Óscar, que lleva en silla de ruedas desde 2012, ha denunciado con un vídeo el laborioso proceso por el que tiene que pasar cada vez que quiere moverse en ese transporte público. Las imágenes, que subió a Twitter este jueves, llevan ya más de 2.200 retuits. En ellas se ve cómo cuatro personas tienen que subirle a pulso dentro del vagón porque éste no cuenta con ningún sistema adaptado a las personas con movilidad reducida.

El vídeo está grabado en la linea 4 de Rodalies (Cercanías) de Cataluña, según explica él mismo a El Huffington Post. "Pero estamos en todos los cercanías igual", denuncia, mientras subraya que los problemas son similares para las personas mayores o para quienes tienen que llevar un carrito de bebé.

"Apenas hay nada adaptado, solo te ayudan en larga y media distancia", insiste. La cuenta de Twitter de Rodalies admite que únicamente disponen de 82 trenes adaptados, lo que supone un 40% del total, aunque subraya que están trabajando "para aumentar ese porcentaje" y para adaptar las estaciones.

La situación ya la denunció este mismo año Cristian González, un joven que sacó un 9,4 en selectividad y que va en silla de ruedas porque padece Atrofia Muscular Espinal. En su caso, pidió a Renfe que le colocase una rampa de acceso al tren en la estación de El Vendrell (Tarragona) para poder ir a la universidad en Barcelona.

Su petición en Change.org logró más de 360.000 firmas y el Ayuntamiento le acabó garantizando el traslado a la estación de Sant Vicenç de Calders, que sí que está adaptada.

TE PUEDE INTERESAR