NOTICIAS
29/11/2015 10:08 CET | Actualizado 29/11/2015 10:08 CET

Florent Marcellesi (Equo): "Hay que reconocer y proteger a los refugiados climáticos"

EQUO

¿Serías capaz de encontrar un vínculo entre la crisis de refugiados y el cambio climático? Pues existe, y cada vez será más grande y con consecuencias “más nefastas” si no se actúa de inmediato. Al menos eso es lo que defiende, desde Equo, el europarlamentario Florent Marcellesi, quien pone cifras a este mensaje: “La mayor migración actual es por motivos climáticos, con 40 millones, y en los próximos años podrá aumentar hasta los 100 millones”.

Marcellesi realiza tal afirmación durante su entrevista con El Huffington Post, precisamente el día en el que Equo presenta en Madrid su campaña de cara a las elecciones generales del 20 de diciembre. Para tal cita electoral, el partido ecologista de izquierdas quiere seguir abanderando el “mensaje verde”, pero esta vez lo hará junto a Podemos. Así ganarán “notoriedad” y formarán parte del “cambio” que quieren para España. Eso sí, según Marcellesi, esa nueva etapa ya está abierta en el seno de la ciudadanía, sólo le queda materializarse en las instituciones políticas.

Gran parte de las playas del Mediterráneo van a desaparecer

“La sociedad española sí está concienciada con lo ecológico, con que se necesitan más pasos, también en lo que respecta al cambio climático. Son conscientes de que está ahí, de que hay que hacer algo para frenarlo, pero son los que gobiernan los que lo ignoran". Por ello Marcellesi avisa de que "si se sigue así, será demasiado tarde" para actuar ante lo que es una realidad: que el cambio climático es ya un problema para "nuestra generación". "Gran parte de las playas del Mediterráneo van a desaparecer, los mayores productores de vino pasarán a ser Hungría y Reino Unido y la producción de aceite en Andalucía o las naranjas de Valencia se reducirá drásticamente”, alerta este eurodiputado.

La crisis de los refugiados y su vínculo con el cambio climatológico es ya una realidad, según Marcellesi

En lo que respecta a esa relación directa que existe entre el cambio climático y la crisis migratoria, Marcellesi considera que es la hora de dar respuesta a una "nueva realidad". "Lo dice la Organización Internacional para las Migraciones: es el momento de reconocer sin ambigüedades que existen migrantes medioambientales". Esto es, apunta, "personas o grupos de personas que, por razones imperiosas de cambios repentinos o progresivos en el medio ambiente que afectan negativamente a la vida o las condiciones de vida, se ven obligados a abandonar sus hogares habituales”.

Es el momento de reconocer sin ambigüedades que existen migrantes medioambientales

Por todo ello desde Equo se defiende, como pasos a dar de forma urgente, la inclusión en la Convención de un protocolo específico sobre “refugiados climáticos” así como la ampliación en este sentido de los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre desplazamientos internos. También la Unión Europea tendría que integrar “los refugiados climáticos” en su legislación existente sobre protección temporal, internacional o trabajadores estacionales, y España incluir en sus políticas de migración y asilo el concepto de “migrantes ambientales”, tal como hacen otros países como Suecia y Finlandia.

POCAS ESPERANZAS EN PARÍS

La gran cita para hacer que esto cambie llegará antes de las elecciones generales. Será el próximo 30 de noviembre, día en el que expertos y políticos acudirán a la apertura de la Cumbre del Clima, en París (COP21). Hasta allí se desplazará Marcellesi, que arroja un jarro de agua fría al mensaje optimista que pretenden lanzar desde buena parte de los países participantes: “Tenemos claro que de esto no va a salir un buen borrador. De Copenhague (la cumbre sobre cambio climático celebrada en 2009) salimos muy frustrados. El objetivo oficial de esta Cumbre es el de contener el alza de la temperatura mundial a 2º, pues bien, estamos más que convencidos de que es factible lograr que quede por debajo de 1,5º”.

De ahí que desde este partido se vaya a abogar por un “trabajo de calle” ya que, tal y como defienden, “no se puede esperar a los líderes, hay que ir desde abajo”. Como parte de esa labor han organizado, junto a Los Verdes Europeos, varias manifestaciones en distintas ciudades, entre ellas Madrid, el próximo 29 de noviembre.

Lo que pretenden es, por lo tanto, demostrar que es la hora de actuar. Son conscientes de la atención mediática que una Cumbre de estas dimensiones genera, aunque lamentan que el momento no sea “tan intenso” como lo fue con Copenhague. En aquel año duraba la resaca del impacto que provocó el documental sobre el cambio climático Una Verdad Incómoda, presentado Al Gore, y la de la llegada de Barack Obama a la presidencia de EEUU con su posterior recogida del Premio Nobel de la Paz. “Todo aquello no sirvió de nada, todo cayó en saco roto. Ahora existe un compromiso insuficiente de políticos y gobiernos de cara a esta cumbre, por mucho que Obama haya presentado su ‘gran plan’, que ayuda, sí, pero lo que se necesita es que se alcance un acuerdo vinculante que sustituya al Protocolo de Kioto”.

El documental, Una Verdad Incómoda, fue una revolución

Inmerso en su labor como eurodiputado, Marcellesi lamenta por otro lado el “debilitamiento” de la posición europea en asuntos tan relevantes como el tratado comercial que se está negociando con EEUU y Canadá. “Vemos el TTIP como una puerta de entrada para debatir qué modelo social queremos. De lo que se trata es de que se recupere el sentido de la economía, el motivo por el cual trabajamos. En cualquier caso, el TTIP deja claro que no va a haber ninguna cláusula que favorezca a la energía producida a nivel local… ¿De qué tienen miedo las multinacionales energéticas?".

En clave nacional, tanto por Marcellesi como el coportavoz de Equo, López Uralde, quisieron dejar claro en la presentación de su campaña el pasado día 4 que pese a que concurra en las listas de Podemos en las elecciones generales, Equo tiene un programa electoral claro: buscarán la transición a un modelo energético 100% renovable para 2050.

El Partido Popular tiene un historia lamentable en materia medioambiental

Quieren, además, cambiar lo que consideran una inercia “lamentable” del Gobierno en materia ecológica. “En España, por ejemplo, ni se ha citado esta Cumbre en el debate parlamentario. El Partido Popular tiene un historial lamentable en este sentido: desde la negación del cambio climático de José María Aznar hasta Rafael Hernando comparándolo con la profecía maya que aseguraba que se acabaría el mundo el 21 de diciembre de 2012”.

De momento, antes de la gran cita con las urnas en España está París, donde el partido buscará dar su primer gran golpe de efecto.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

PULEVA PARA EL HUFFPOST