NOTICIAS
27/12/2015 10:06 CET | Actualizado 27/12/2015 12:30 CET

Claves para escribir la carta de Navidad con tus hijos

iStock

La carta de Navidad es una tradición más en estas fechas y una buena forma de pasar un rato con tus hijos. Para muchos, es la primera vez que lo hacen, otros ya son unos experimentados. Pero ¿es bueno dejarles encargar todo lo que quieran? ¿Hay que ponerles un límite?

Hoy en día, muchos padres pasan la mayor parte de su tiempo fuera de casa por razones principalmente laborales y los pequeños se quedan a cargo de otras personas como las niñeras o los abuelos. "Hay un sentimiento de culpabilidad en los padres que a veces intentan compensar con un exceso de juguetes, aunque sepan que no es así como se debe acabar con ese déficit emocional", explica Sonia Rojas, psicóloga del centro AGSPsicólogos de Madrid. Por eso, es necesario saber medir y frenar sus encargos.

Con estas claves sabrás cómo ayudar a escribir a tus hijos la carta para Papá Noel o Sus Majestades de Oriente sin que se excedan y luego no se lleven decepciones.

LIMITA EL NÚMERO DE ENCARGOS

A veces, Papá Noel o los Reyes no abarcan con todo. Por eso hay que explicarles a los niños que no es posible pedir todo lo que quieren. Rosa Domínguez, psicóloga sanitaria, especialista en niños y adolescentes del Centro de Psicoterapia Ágora Relacional en Madrid, señala que "se les puede ayudar a que tomen conciencia de que no siempre podemos tener lo que queremos".

El objetivo es "enseñar a valorar las cosas que se tienen". Por eso recomienda poner un límite numérico de juguetes (2 ó 3), "ya que, demasiados, sobrepasaría la capacidad de atención del niño", añade Rojas, quien recomienda preguntar al pequeño el número de juguetes que él cree razonable. "Aunque tengamos la respuesta clara hay que comprobar si ellos la tienen".

Las dos psicólogas coinciden en que "en la actualidad los niños están saturados de juguetes" y tienen más de lo que necesitan. "No por tener juguetes más nuevos van a ser más felices", dice Domínguez. Ambas señalan que la sobreabundandia limita la creatividad y la capacidad de imaginar de los niños. "Hay que anticipar también que los reyes, seguramente, no traigan todo lo pedido", añade Rojas.

HAZLES QUE INCLUYAN SIEMPRE ALGO EDUCATIVO

"No suele haber mucha información sobre los valores de los juguetes", dice Rojas en favor de muchos padres. "En las tiendas no suelen venir explicadas las características", continúa.

Por su parte, Domínguez señala que "es conveniente ayudarles a elegir juguetes que pensemos que pueden disfrutar durante más tiempo". Coinciden en que siempre es mejor elegir juguetes que puedan compartirse con otros niños y con el resto de la familia.

Domínguez señala también que sería bueno que "los juguetes no fuesen elegidos por las marcas y evitar que la publicidad les inunde en estas fechas". Para ella, toda carta a los Reyes Magos "debería incluir un juguete educativo y si no lo incluye, debería regalarse de todos modos". "Juegos socializadores con diferentes funciones", aconseja Rojas.

FRÉNALOS ANTES DE PEDIR ALGO IMPOSIBLE

A veces, los niños piden cosas en un momento en que es imposible dárselas. Por ejemplo, una mascota. En este tipo de situaciones Domínguez recomienda "enumerar uno o dos de los impedimentos por los que no se pueden tener mascotas en casa" pero sin dar "toda una retaíla de razones de una vez, para que al ser claro y escueto puedan entenderlo". "Siempre se les puede decir que cuando sean mayores si siguen queriéndola, la podrán tener, aunque dudo que esto les deje satisfechos", continúa.

EVITA LA TECNOLOGÍA

Sonia Rojas destaca la importancia de no regalar un teléfono móvil a temprana edad. "Las nuevas generaciones demandan el uso de la tecnología desde pequeños. Cuanto más se retrase el uso del móvil, mejor", señala. Recuerda que hay incluso aplicaciones para redactar una carta a los reyes, lo cual es "cien por cien desaconsejable", ya que es tradición escribirla con tu familia y a mano, "señalando si has sido bueno o malo, entre otras cosas".

ENSÉÑALE A PENSAR EN LOS DEMÁS

Que los chavales sean generosos. Ayuda a ello el hecho de que no pidan sólo cosas para ellos, según Rojas. "Pueden pedir regalos para toda la familia, como un sillón para el abuelo, por ejemplo". La psicóloga tiene claro que esto ayudará a desarrollar la generosidad de los niños y a no fomentar el egocentrismo. "Es importante que puedan empatizar y percibir las necesidades de otros", asevera.

RECOMIÉNDALES QUE PIDAN REGALOS INMATERIALES

Las cartas no sólo tienen que incluir regalos materiales. Es importante animar a los pequeños a pedir otro tipo de regalos como "tiempo con la familia, un día en el campo o en el parque de atracciones...", señala Rojas. "Puede tener más poder reformador un rato con tu familia que cualquier juguete". Es recomendable que tu hijo pida por navidad iniciativas que acerquen a la familia, como más atención o que no se le grite cuando haga mal las cosas.

NO USES LA CARTA COMO PREMIO NI CASTIGO

Rojas señala también la importancia de no ofrecer los regalos como una recompensa o la falta de ellos como un castigo por mal comportamiento. "Las navidades están para pasar buenos momentos. Son un acto de generosidad", destaca, "no se consigue que un niño modifique una conducta por conseguir un objeto". Aunque explica que también es divertido regalar carbón, "pero de broma".

BONUS TRACK: ENSÉÑALES A INTERCAMBIAR JUGUETES DURANTE EL AÑO

Seguro que más de una vez te has encontrado en la situación de que tu hijo tiene muchos juguetes pero utiliza sólo uno. Sonia Rojas ha tenido varios casos como este en su consulta. Su recomendación es ir cambiando de juguetes: "Durante un mes dejarle unos cuantos, al mes siguiente otros diferentes... y así sucesivamente". Según ella, es la forma de que aprovechen más los juegos.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

TE PUEDE INTERESAR...

PILLALO