NOTICIAS
20/12/2016 13:16 CET | Actualizado 21/12/2017 10:13 CET

Fiesta de la Luz en Madrid: qué es, por qué se celebra y de dónde viene la polémica

UNSPLASH

Se cuenta que los antiguos egipcios ya lo celebraban, así como los romanos y los incas allá por el siglo XV. Ahora, el Ayuntamiento de Madrid ha querido sumarse al festejo.

Aquí puedes ver las fotos de la fiesta

Hablamos del solsticio de invierno: el momento en que el hemisferio norte vive su día más corto del año y el hemisferio sur, el más largo; el momento que marca el comienzo del invierno. Este año se produce el 21 de diciembre a las 11:44 hora peninsular, y Madrid lo celebrará —por primera vez— con la Fiesta de la Luz & Farolillos, un evento con adeptos y detractores a partes iguales.

Pero... ¿qué es exactamente eso del solsticio de invierno?

Juan Antonio Belmonte, profesor de Investigación en el Instituto de Astrofísica de Canarias, explica que el solsticio —que significa "sol parado o estático" y viene del latín— ocurre cuando el Sol se sitúa justo en la misma posición del horizonte, a su salida y a su puesta, durante varios días.

Cada año varía ligeramente la fecha —entre el 21 y el 22 de diciembre—, ya que, mientras que el calendario civil tiene 365 días, el año trópico, por el que se rigen las estaciones, tiene casi un cuarto de día más y hay un pequeño desajuste que se resuelve con los años bisiestos.

"La astrofísica o las matemáticas sí pueden decir el momento exacto en que ocurrirá esta declinación del Sol, pero para el ojo humano es muy complicado o imposible distinguirlo", comenta el experto. Aun así, a lo largo de la historia (casi) todas las culturas lo han celebrado: "Egipto, los pueblos de la península Ibérica, los incas, que siguen conmemorándolo hoy con el Inti Raymi y el Cápac Raymi en Perú...".

Inti Raymi o festival del solsticio en Cuzco (Perú). | Foto tomada en 2012 por McKay Savage y publicada en Flickr.

¿Y en qué consiste la celebración que propone Madrid?

En los eventos creados en Facebook, la Fiesta de la Luz & Farolillos se describe como un pasacalles en el que "multitud de farolillos y diversos elementos lumínicos inundarán de luz Madrid Río". La fiesta, dirigida a familias y a personas de todas las edades, empezará a las 19:00 horas y recorrerá la zona del Puente del Rey en un desfile "abierto, que anima a la participación ciudadana", según afirman desde el Área de Cultura y Deportes del Ayuntamiento.

"El elemento central del festival son los farolillos —para los que se proporcionan materiales didácticos— y el cierre será un espectáculo pirotécnico que representará, a través de los colores y la luz, el paso del otoño al invierno", explican.

Un ejemplo de los farolillos que podrán verse en la fiesta.

Además, los organizadores aseguran estar "más que contentos", ya que, sin haberlo convocado con demasiado tiempo, más de 2.000 personas y 42 asociaciones se han inscrito para fabricar sus propios farolillos. Aun así, cualquier persona podrá asistir "con y sin farolillos".

¿De dónde viene entonces la polémica?

Las críticas a la celebración de este evento proceden de quienes afirman que en la capital española se está laicizando la Navidad, quitándole el sentido religioso a una fiesta ya de por sí paganizada. Desde el Ayuntamiento de Madrid destacan que su idea "no es generar temas paganos, sino enriquecer la programación de Navidad".

"Nos parecía una idea muy interesante que el programa de Navidad comenzase el 21 de diciembre, día en que arranca el invierno y en el que se celebra el solsticio", apunta Ignacio Santos, director artístico de esta iniciativa. Concretamente, el Ayuntamiento ha tomado la idea "de los países nórdicos", donde los pueblos y las culturas se reunían en lugares emblemáticos, como los druidas celtas en el monumento de Stonehenge, en Inglaterra.

El sol se asoma entre las nubes durante la ceremonia del solsticio de invierno en el antiguo monumento neolítico de Stonehenge (Wiltshire, Inglaterra) el 22 de diciembre de 2015.

Por su parte, al profesor Juan Antonio Belmonte la idea de festejar el solsticio de invierno como tal le parece "duplicar la fiesta de Navidad". Belmonte explica que la propia Navidad es la "cristianización" de la festividad pagana del Sol Invictus que se celebraba en el Imperio romano, y que ésta era, a su vez, la "imperialización" de las Saturnales, que fueron introducidas en el siglo III a.C. Entonces se celebraba el nacimiento del dios Sol personificado en el dios Mitra, pero "en el siglo IV d.C. el papa Liberio quiso cristianizar la fiesta pasando a conmemorar el nacimiento de Cristo".

Los organizadores del evento insisten en que lo que pretenden es "continuar con la narrativa de una Navidad en Madrid abierta, que mezcle los elementos tradicionales con los más innovadores". "No se trata de borrar la base cristiana, sino de incorporar otros elementos que han ido integrando las culturas. Igual que se ven papás noeles en las calles —que no forman parte de la religión cristiana—, Madrid puede mirar hacia otras tradiciones de otros lugares del planeta al mismo tiempo que mantiene la ruta de belenes o los conciertos en las iglesias", sostienen.

Así se celebró el solsticio de invierno en Madrid Río:

Photo gallery Fiesta Solsticio Invierno See Gallery

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!