TENDENCIAS
02/12/2017 11:02 CET | Actualizado 02/12/2017 11:02 CET

Ocho cualidades infravaloradas que todos deberían tener en una relación

"Sé consciente de que vais a discutir en algún momento. Cuando suceda, presta atención".

South_agency via Getty Images

Hay determinadas cualidades que desde pequeños nos enseñan a buscar en una pareja: sinceridad, comunicación, gestión del dinero...

Sin embargo, hay otras señales menos obvias que ayudan a anticipar si una persona será o no un buen partido para el matrimonio. El HuffPost se ha puesto en contacto con diversos expertos en relaciones para conocer su opinión acerca de ocho pequeños detalles que dicen mucho de una persona:

1. No pierde los nervios en un atasco

"¿Has visto a esas personas que tocan el claxon, hacen irrespetuosos zigzags entre los carriles para ganar posiciones o dedican gestos groseros a los otros conductores? ¿Alguna vez te has preguntado cómo se comportarán en casa? La forma en que una persona actúa bajo presión dice mucho sobre si sabe mantener la compostura en situaciones complicadas en general. La paciencia y la capacidad de tolerar las molestias y la frustración son cualidades muy importantes a la hora de lidiar con los desafíos de una relación", explica Winifred M. Reilly, terapeuta matrimonial y familiar, autora de la obra It Takes One to Tango.

2. No siente la necesidad de "ganar" siempre

"Muchos coincidiremos en que las parejas casadas tienen que ser un equipo, no rivales, pero todavía hay demasiada gente que piensa que su pareja es su rival, alguien a quien debe dejar clara su superioridad. Debemos competir con otras personas, no con nuestra pareja", advierte Kurt Smith, terapeuta especializado en asesoramiento para hombres.

3. Se compromete siempre a mejorar la relación

"Puede que se deba a mi parcialidad como terapeuta, pero considero que en una relación cambiante y en continuo desarrollo, ambas personas tienen que estudiarse a sí mismas para analizar cómo han llegado a ser la persona que son y estar dispuestas a hacer algún ajuste si es necesario. Puede requerir ir a terapia, una escapada en pareja, leer libros de autoayuda o cualquier otro catalizador que haga reflexionar. Las relaciones son organismos vivos que crecen y se desarrollan. Si una de las dos personas no está dispuesta a adaptarse, quizás tengáis problemas", opina el psicólogo Ryan Howes.

4. No se incomoda hablando de sexo contigo

"Muchas personas le dan gran importancia a la compatibilidad sexual al comienzo de la relación, pero a largo plazo no es un buen indicador. Todas las parejas van a tener problemas de dormitorio en un momento u otro de la relación, así que lo importante es que tu pareja y tú estéis dispuestos a hablar de vuestra vida sexual de forma sincera y a remar en la misma dirección. No pasa absolutamente nada por ser tímido o por avergonzarse, lo que importa es que esté dispuesto a tratar el tema", comenta Vanessa Marin, terapeuta sexual y creadora del curso online de orgasmos para mujeres Finishing School.

5. Discute limpiamente

"Aunque estés de luna de miel ahora mismo, sé consciente de que vais a discutir en algún momento. Cuando suceda, presta atención para ver si te escucha cuando das tu opinión, si evita tácticas sucias y dolorosas como los insultos o la intimidación o si es capaz de ponerse en tu lugar, disculparse y hacer las paces cuando convenga", recomienda Michele Weiner-Davis, terapeuta y autora de Divorce Busting.

6. Avisa a los cajeros y dependientes cuando le devuelven dinero de más

"También cuando le dice a los camareros que se han olvidado de cobrar algo. Comportamientos como ese revelan no solo que esa persona es honesta, sino también que no se siente con derecho a conseguir cosas a cambio de nada. En una relación a corto plazo, ser tacaño o mirar solo por tu bien es una de las fórmulas del fracaso", señala Winifred M. Reilly.

7. Cuida su salud física y mental

"Unos hábitos de alimentación y de ejercicio cuestionables pueden resultar simpáticos al principio, pero también pueden convertirse en un obstáculo más adelante. Las actitudes de autocuidado relacionadas con la alimentación, el ejercicio y el manejo de los nervios pueden convertirse en una fuente considerable de estrés en la relación. Si tu pareja tiene algún problema en el futuro, probablemente te pedirá ayuda, pero ¿estarás en condiciones de ofrecerla?", reflexiona Ryan Howes.

8. Está dispuesto a pedir ayuda externa cuando surgen problemas en la relación

"Todas las relaciones largas atraviesan altibajos, momentos en los que tienes ganas de rendirte, escapar o desaparecer. Todo eso es normal, pero la forma de afrontar la situación te dirá si es una persona con la que se puede contar en los buenos y en los malos momentos o si es una persona que tirará la toalla cuando la situación se complique un poco", asegura Michele Weiner-Davis.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Pinterest

NOTICIA PATROCINADA