POLÍTICA
26/11/2017 21:52 CET | Actualizado 26/11/2017 21:52 CET

Cómo se ha convertido ERC en el partido favorito en Cataluña

Esquerra parte en primera posición en las encuestas para el 21-D: nunca ha ganado las elecciones desde la restauración de la autonomía

INSTAGRAM / ERC

La política supera a la realidad. Vivimos en una hipervitaminada carrera electoral constante. Nadie sabe qué va a pasar en el siguiente minuto. Lo único que se repite en las encuestas de cara al 21-D es que ERC parte como favorita, va a ser la primera fuerza en Cataluña en la compleja legislatura que espera.

Una sensación de victoria de ERC que se extiende entre los círculos políticos y que tienen asumidos muchos ciudadanos. Parece como si hubiera sido la fuerza hegemónica en Cataluña desde hace décadas. Nadie se acuerda ya, por ejemplo, que hace apenas siete años el PP le sacaba ocho escaños a Esquerra en el Parlament. Buscando en el baúl de los recuerdos: en los años ochenta no pasaba de ser la quinta posición en los comicios y no consiguió ser segunda fuerza hasta 2012.

Así que este 21-D nos puede dejar una gran novedad en la actual historia política catalana: la victoria de Esquerra. El pez pequeño se comerá previsiblemente al tiburón de la antigua Convergéncia, hoy rebautizada como PDeCAT y que se presenta bajo el nombre de Junts per Catalunya. Los hasta ahora socios de Junts pel Sí entran directamente en competición electoral tras no haber llegado a un acuerdo para una lista unitaria. De sentarse juntos en el Parlament a pelear por los votos, Oriol Junqueras desde la cárcel de Estremera y Carles Puigdemont desde Bruselas (por el momento).

�GTRESONLINE

"HABÍA QUE ESPERAR Y ESTÁBAMOS POR AHÍ"

¿Por qué se ha convertido ERC en la fuerza favoritas de los catalanes? ¿Qué ha pasado? ¿Qué cartas han jugado?

En este complejo campo de juego de la política aparecen diferentes tableros, como la potenciación de ERC de su alma independentista en el discurso por encima de la de izquierdas, la ausencia de grandes casos de corrupción, el duro desgaste de CDC por la gestión durante la crisis, el cambio de caras en el propio partido, no haberse visto afectada de lleno por la crisis de imagen de los partidos tradicionales...

"Han sido un conjunto de factores", reflexionan a El HuffPost fuentes de ERC, que subrayan "la evolución propia de la sociedad catalana, que conecta ahora más con los postulados del partido". "Cataluña se ha vuelto más independentista y hay una mayor preocupación social. Había que esperar y estábamos ahí", comentan desde Esquerra.

Además, desde ERC ponen el valor que ha calado entre parte de la sociedad esa especie de "revolución junquerista" en el liderazgo. Un alto cargo de Esquera lo describe así: "A él le gusta mucho la definitoria frase de Suaviter in modo, fortiter en re. Un trato amable, no entramos en bronca, pero el contenido es fuerte".

Una idea muy extendida entre los dirigentes de ERC es que creen que transmiten "convicción" entre los votantes, más que el PDeCAT. "Perciben que nos lo creemos", señalan desde el partido. "La gente nos dice por la calle 'se nota que vosotros lo tenéis claro'. Este es otro tema, nosotros somos muy claros y hacemos pedagogía. No es tiempo de ambigüedades, ERC no lo es, y eso se premia", dicen las fuentes. Y frente a la evolución de CIU hacia la independencia, sostienen fuentes de ERC, que su partido siempre ha mantenido su discurso "durante años" y "no se ha subido a caballo ganador como otros, no cambia conforme a las modas".

Y en ERC se sienten tras entrar en el Govern en 2015 preparados para ser el partido que lidere el Palau a partir del 21-D. "Ya hace tiempo que los dirigentes y los cuadros medios han demostrado madurez y que había chicha intelectualmente hablando a la hora de gestionar, eso es percibido ampliamente".

Desde el PDeCAT, afirman fuentes consultadas, le restan importancia a las encuestas. "A la basura", dicen, porque entienden que todas ellas no tenían en cuenta que Carles Puigdemont se iba a volver a presentar y que no se conocían algunos fichajes como el de Jordi Sànchez como 'número dos'. Creen que superarán a Esquerra entre los votantes independentistas porque sus listas representan mejor al independentismo y apuntan a un remontada en las últimas semanas.

EL CAMBIO DE LA SOCIEDAD.. Y EL DESGASTE DE CIU

Por el momento, los sondeos dan por vencedora a ERC. Sería la culminación de un largo camino. "Siempre había sido un partido modesto y minoritario", describe Lluís Orriols, doctor por la Universidad de Oxford y profesor de Ciencia Política de la Universidad Carlos III de Madrid. Busca en las raíces de este ascenso: "Hace poco más de una década se convirtió en un partido bisagra y optó por los tripartitos. Pero esto le llevó a un castigo electoral en 2010".

Pero a partir de ese año CiU intenta capitalizar el movimiento independentista, que empieza a hacerse fuerte en la calle, añade Orriols, pero Convergència no lo consigue y empieza a avanzar de nuevo ERC.

GTRES

Este profesor señala a varios motivos del ascenso de Esquerra. "El primero es el cambio en el centro de gravedad de la política catalana, Cataluña pasó de una fase autonomista a una de ruptura, de mayor ansia de autogobierno y de independencia. El partido que está mejor ubicado en ese sentir es ERC, la opinión pública se desplaza hacia postulados de ERC".

Y agrega: "El segundo es el desgaste de CiU tanto en gestión, entre 2010 y 2012 hubo duros recortes, como por la corrupción, con los grandes escándalos". Además, explica que esta etapa de ERC con Junqueras al frente representa la apuesta por el independentismo y la agenda soberanista frente al tiempo de Carod Rovira en el que se imponía más el alma de izquierdas.

Lo que ha conseguido ERC es ir ampliando su base de votantes. En los últimos años, ha ido buscando otros perfiles para ganarse a un público diferentes, como el del actual diputado en el Congreso Gabriel Rufián, enfocado a ganar también adeptos en el antiguo 'cinturón rojo' y entre los descendientes de emigrantes andaluces y extremeños.

LA CAPACIDAD DE "REFUNDACIÓN" DE ERC

Otro de los aspectos que ha ayudado en este ascenso y a superar los baches, describe el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Carlos III Pablo Simón, es que ERC tiene una gran "capacidad de refundación" y después del bajón en 2010 "se reubicó como una plataforma netamente independentista, con un perfil centrado en el tema territorial". "Y nos encontramos a partir del años 2012 que el liderazgo empezó a ser disputado en el soberanismo. El procés es un poco como Saturno, que devora a su hijos", explica.

Una extraña campaña electoral atípica, sin precedentes. El 'número uno', Oriol Junqueras, está en la cárcel, como otros integrantes de la lista (Raül Romeva, Carles Mundó o Dolors Bassa), además comparten papeleta con querellados como la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

GTRES

En esta competición, comenta Simón, ERC compite directamente con la CUP por 140.000 votantes -hubo electores que optaron por los 'cuperos' al ir ERC con CDC en Junts pel Sí- y además hay unos 120.000 indecisos dentro de los que votaron a Junts. Asimismo, hay un "flujo" más pequeño de 40.000 votantes que oscilan entre Esquerra y los 'comunes'.

"Hay que ver cómo se reconfigura este espacio, es una cuestión novedosa, pero ha estado subyacente a todo el procés. No se puede entender el procés sin la lucha dentro del movimiento independentista por la hegemonía entre estos dos partidos y esta estrategia de matarse a besos", describe Simón.

Las cartas se pondrán sobre la mesa a partir del 21-D. La incertidumbre es total. No sabemos ni siquiera quién sería el presidente si gana ERC. El candidato es Junqueras... pero él incluso apunta a Marta Rovira. Y habrá que ver cómo cuaja ese incipiente discurso de Esquerra de olvidar la unilateralidad y apostar por una negociación bilateral con el Gobierno a partir de las elecciones.

ERC ya apunta a la primera posición. El 21-D se sabrá cuántos diputados tiene cada uno y qué bloques se pueden conformar. La política supera a la realidad.

Oriol Junqueras

NOTICIA PATROCINADA