NOTICIAS
04/01/2018 11:58 CET | Actualizado 09/02/2018 16:23 CET

La Legión reconoce que tiene un problema de sobrepeso entre sus filas

Pone en marcha un plan de choque para que sus miembros adelgacen.

Legionarios a luchar, legionarios a morir... y legionarios a adelgazar. La unidad de infantería de élite española se enfrenta a un enemigo no convencional: los kilos de más. Un informe interno de esta unidad militar, al que ha tenido acceso el diario El País en exclusiva, señala que "la Brileg [Brigada de la Legión] se halla inmersa en una situación que demanda una serie de medidas para paliar el sobrepeso entre su personal". Es "un escenario difícil en el que se hace necesario reaccionar con prontitud", advierte el documento.

La Legión va a contraatacar con un arma diseñada específicamente para acabar con este enemigo calórico: una dieta estricta. En el informe se propone poner en marcha el "Plan IMC" (Índice de Masa Corporal), que contempla medidas de tipo psicológico, físico, sanitario y también disuasorias para quienes no cumplan los objetivos marcados.

Así, los más de 3.000 efectivos de la Brigada de la Legión con base en Viator (Almería) y Ronda (Málaga) deberán someterse a reconocimiento médico para conocer su índice de masa corporal y todos los que tengan sobrepeso serán incluidos en el plan. Si transcurre un año sin que pierdan peso y si se certifica mediante reconocimiento médico la pérdida de aptitud física, se les podrá expulsar del Ejército.

Las desternillantes reacciones en Twitter no se han hecho esperar y en poco tiempo La Legión se ha convertido en tendencia:

ESPACIO ECO