INTERNACIONAL
10/01/2018 05:29 CET | Actualizado 10/01/2018 06:26 CET

Un fuerte terremoto sacude el Caribe y activa durante unas horas la alerta por tsunami en varios países

Ha ocurrido lejos de los núcleos urbanos.

Un fuerte terremoto de magnitud 7,6 en la escala de Richter ha sacudido el área del Caribe, entre Honduras y Cuba, y ha provocado una alerta por tsunami en zonas de México y otros territorios, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés). La alerta ya ha sido desactivada.

El centro estadounidense calculó que la potencia del sismo había sido, en un principio, de magnitud 7,8 en la escala de Richter, pero posteriormente lo rebajó a 7,6.

De acuerdo con el USGS, el temblor tuvo lugar sobre las 03.00 GMT del miércoles y su origen se situó a 44 kilómetros al este del archipiélago de las Islas del Cisne, que pertenecen a Honduras y se sitúan en el noroeste del mar Caribe.

Por su parte, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras registró el temblor a 66 kilómetros de las Islas del Cisne, sin que hasta ahora se conozca de daños.

El temblor, que tuvo 10 kilómetros de profundidad, se produjo en el mar, entre la isla de Cuba y las costas de Honduras y Belice, según muestran los mapas del Servicio Geológico de Estados Unidos.

EFE
Imagen cedida por el USGS de un mapa de movimientos telúricos que muestra el epicentro (marcado con una estrella) del fuerte terremoto.

Según detalló el centro, el epicentro se situó a 201,9 kilómetros de la localidad hondureña de Barra Patuca, de 2.758 habitantes, y a 245,2 kilómetros del municipio de Puerto Lempira (Honduras), que reúne a 4.856 personas, así como a 303,1 kilómetros de George Town, en las Islas Caimán.

Aparentemente el epicentro del terremoto está alejado de centros urbanos.

El USGS ha emitido una alerta ante la posibilidad de tsunami para Cuba, Honduras, México, las Islas Caimán, Jamaica, Belice y también las Islas Vírgenes y Puerto Rico, territorios estadounidenses recientemente devastados por los huracanes Irma y María.

Sin embargo, parece que las predicciones apuntan a que los territorios estadounidenses están a salvo, así como Jamaica. En Belice y las Caimán se han observado pequeñas olas. Pero en dos territorios mexicanos han grabado un retroceso de varios metros del mar.

Las olas podrían llegar a alcanzar una altura de entre 0,3 y un metro de altitud sobre el nivel del mar.

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE