INTERNACIONAL
14/02/2018 21:44 CET | Actualizado 15/02/2018 16:58 CET

17 muertos y 15 heridos en un tiroteo en un instituto de Florida

La policía ha detenido al tirador, un exalumno del centro de origen hispano.

LOS ÁNGELES - Un tiroteo registrado este miércoles en un instituto estadounidense ha dejado 17 personas muertas y otras 15 heridas El centro escolar es el Marjory Stoneman Douglas, en la localidad de Parkland, al norte de Miami (Florida, EEUU). Se trata de la peor matanza de instituto en la historia del país, la tercera en número de muertos ocurrida en un centro de enseñanza y la novena masacre más grave de EEUU.

Al menos 12 de las víctimas fueron asesinadas dentro de la escuela, otras tres murieron en el exterior y otras dos fallecieron en el hospital. Entre ellas hay tanto alumnos como profesores.

Catorce personas han sido trasladadas a centros médicos con heridas de diversa gravedad, según el jefe de policía del condado de Broward, Scott Israel. Cinco se encuentran en estado crítico.

Según el Miami Herald, el sospechoso es un exalumno del centro de 19 años. Un agente ha revelado que su nombre es Nikolas Cruz.

Cruz, de origen hispano, perpetró la matanza armado un rifle semiautomático y con varios cargadores en su poder. Medios locales apuntan a que se podría tratar de un rifle AR-15. Según el jefe de Policía, preparó el ataque para "maximizar la pérdida de vidas".

El tirador disparó justo cuando los estudiantes salían del centro, mientras los equipos de policías de élite SWAT trabajan para asegurar la zona y evacuar a los cerca de 3.000 alumnos de la escuela.

Cruz consiguió escapar mezclándose con los estudiantes que huían aterrorizados y fue detenido después sin ofrecer resistencia en las cercanías, una zona con gran presencia de latinoamericanos.

Los investigadores analizan las webs que el joven visitaba, así como sus redes sociales, y lo que han encontrado hasta el momento es "muy inquietante". El riesgo que presentaba era conocido en el centro.

"Nos dijeron el año pasado que no se le permitía la entrada al campus con mochila", ha revelado al Herald el profesor de matemáticas Jim Gard, que asegura que Cruz fue a su clase en 2017.

"Hubo problemas con él porque amenazaba a otros estudiantes y se le pidió que abandonara la escuela", ha añadido, ya que Cruz era considerado una "potencial amenaza". La Policía ha informado de que fue expulsado del Stoneman Douglas como una "medida disciplinaria".

Según la cadena WSVN, esta es su foto en el momento de su detención:

Compañeros del sospechoso han indicado a medios locales que Cruz daba "miedo a veces". Un estudiante del centro ha declarado a la cadena CBS que era un "chico problemático" y que siempre "cargaba armas con él" que no tenía reparos en enseñar a otros alumnos.

Otro estudiante, entrevistado por una cadena local, ha asegurado que no está sorprendido y que "todo el mundo lo predijo". Y apunta que el tirador conocía perfectamente el interior del edificio. "Se lo había preparado", añade.

Sin embargo, Robert Runcie, superintendente del sistema escolar de Broward, ha asegurado a la prensa que no tenía conocimiento de que hubiese reportes sobre el comportamiento alarmante de Cruz, que por su edad podía comprar armas de fuego de manera legal en Florida.

Runcie ha añadido que el centro educativo permanecerá cerrado el resto de la semana y se ofrecerá ayuda psicológica a familiares de las víctimas y sobrevivientes.

Una tuitera ha compartido el vídeo que ha enviado su hermano pequeño, alumno del centro, en el momento en que la Policía ha desalojado su clase.

En una rueda de prensa, el gobernador de Florida, Rick Scott, y la fiscal general del estado, Pam Bondi, han informado de que el Gobierno estatal cubrirá todos los gastos funerarios de los asesinados y la terapia para los sobrevivientes.

"Esto es pura y absolutamente diabólico", ha manifestado el gobernador, evadiendo las preguntas de los periodistas sobre una mayor regulación de armas. Miles de personas claman por ello en redes.

El presidente Donald Trump ha sido informado sobre el tiroteo rápidamente, aunque su reacción ha tardado horas en llegar. En Twitter, ha lamentado el "terrible" tiroteo y ha asegurado que "ningún niño, maestro ni nadie debería sentirse jamás inseguro en una escuela estadounidense".

Melania Trump también ha dedicado unas palabras a lo ocurrido: "Mi corazón está triste tras el tiroteo escolar en Florida. Llevo a todos los afectados en mis pensamientos y mis plegarias".

Según el recuento de Everytown for Gun Safety, un grupo que defiende mayor control en la venta de armas, en lo que va de año se han registrado 18 tiroteos en escuelas de EEUU, en 10 de los cuales se registraron muertos o heridos. Desde 2013, la cifra asciende a 291 sucesos de este tipo.

El Miami Herald apunta que Parkland, la ciudad donde ha ocurrido la masacre, acababa de ser declarada "una de las ciudades más seguras de EEUU": sólo sufre 19 crímenes violentos al año. "Con una criminalidad de 0.6 por cada 1.000 habitantes, es más segura que el 85% de las ciudades" del país.

EL HUFFPOST CON NETFLIX