VIRALES
20/02/2018 03:28 CET | Actualizado 20/02/2018 16:53 CET

Se describe como "perfecto" en 'First Dates' pero todo el mundo le saca el mismo parecido

Era una joya: "Infiel por naturaleza", "celoso" y "egocéntrico".

"No me puedes encontrar ningún defecto porque soy perfecto". Un concursante extremadamente arrogante ha dejado asombrados a los fans de First Dates. Sobre todo porque los tenía todos: todos los defectos malos que puede tener una pareja.

Mario, un gay granadino de 24 años, se define como un hombre "egocéntrico" e "infiel por naturaleza", además de estar "loco, muy loco" y ser "celoso". Añade: "Me gusta ser el centro de atención. Como me gusta, pues no es un defecto", sentencia, aunque admite que de cara al mundo se le vea "egoísta".

Los fans no han tardado en cargar contra quien se define perfecto tan a la ligera. Y todo el mundo le ha sacado el mismo parecido razonable:

"Lo estás poniendo muy complicado", le ha advertido el presentador, Carlos Sobera. Entonces han salido las únicas facilidades que daba de cara a la cita:

"Si el tío me gusta de verdad, lo doy todo. Pero me aburro pronto", admite Mario, que reconoce que es infiel incluso aunque no se aburra. Eso sí, dice que le gustan "todos los tíos" aunque "evidentemente, dentro de unos parámetros físicos".

¿Qué buscaba él? "Un tiarraco". Quedó encantado con su compañero de cena, Niko, un argentino de 34 años, que ha reconocido que es "un hombre que vive por y para su pareja" a Sobera.

"Es un tiarraco. Yo lo pedí tal cual", afirmaba entusiasmado Mario. Niko tampoco tenía abuela: "Por lo general siempre consigo al chico que quiero. Para mi ligar no es difícil. Es más, me gusta que las cosas sean un poco complicadas". Claramente, el granadino era su cita ideal.

De hecho, la velada fue todo un éxito y acabó con beso y segunda cita. ¡Para gustos, los colores!

ESPACIO ECO