TENDENCIAS
22/02/2018 14:57 CET | Actualizado 22/02/2018 14:58 CET

El inquietante desfile de Gucci que muestra a modelos con la cabeza cortada

Y no, no es ninguna pesadilla (aunque lo parezca).

Las cosas se han puesto feas este miércoles en el desfile de Gucci de la Semana de la Moda de Milán, en el que el diseñador Alessandro Michele ha mostrado a los modelos portando réplicas de sus propias cabezas.

La colección de Gucci, llamada Cyborg, ha ambientado la pasarela como si de una sala de operaciones se tratara, y como si esa sala estuviera dirigida por un científico loco.

Una modelo rubia, con una túnica de estampados florales de la línea Otoño/Invierno 2018, lleva su cabeza en la mano como el que lleva un bolso.

Tony Gentile / Reuters
Trata de centrarte en la ropa.
Tony Gentile / Reuters

Un modelo pelirrojo desfila también con su cabeza en la mano.

Tony Gentile / Reuters
No, no es ninguna pesadilla.
Tony Gentile / Reuters
Las cabezas eran MUY realistas. 

El asombroso parecido entre los modelos y sus cabezas falsas ha desconcertado a muchos usuarios de Twitter.

"Me encanta Gucci, pero ¿podríamos volver a los desfiles de toda la vida y no a una sala quirúrgica con modelos que llevan réplicas de su cabeza?", comentó uno. Otro añadió: "¿Espectáculo de moda o espectáculo de terror? ¡Demasiado desagradable!".

De acuerdo con Vogue, las cabezas se crearon en una colaboración entre Alessandro Michele y la empresa de efectos especiales italiana Makinarium.

La compañía también ha diseñado cuernos y terceros ojos (!) que algunos de los modelos lucieron, además de camaleones, pequeños dragones y serpientes. Emplearon más de seis meses para crear estas piezas, señala Vogue.

A continuación puedes ver más looks del perturbador desfile de Gucci:

Tony Gentile / Reuters
Aterrador. 
Tony Gentile / Reuters
Tony Gentile / Reuters
Tony Gentile / Reuters
Tony Gentile / Reuters
Tony Gentile / Reuters
Tony Gentile / Reuters
Tony Gentile / Reuters
Tony Gentile / Reuters
Tony Gentile / Reuters
Tony Gentile / Reuters
Tony Gentile / Reuters

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés.

EL HUFFPOST PARA HONEST