POLÍTICA
25/02/2018 20:30 CET | Actualizado 26/02/2018 05:49 CET

Manifestaciones en Barcelona a favor y en contra del rey en su primera visita desde el 1-O

Hay al menos 19 heridos leves.

REUTERS

Tensión en las calles de Barcelona con motivo de la primera visita del rey desde el 1-O. Manifestaciones a favor y en contra del monarca, que se ha desplazado a Barcelona para inaugurar el Mobile World Congress, han hecho que los Mossos d'Esquadra se tuvieran que emplear a fondo y cortar varias calles.

Esta tensión se ha acrecentado desde que varias autoridades de Cataluña anunciaran su plante al rey Felipe en el besamanos que se celebrará antes de la inauguración.

Los Mossos han bloqueado con furgonetas los principales accesos al Palau de la Música de Barcelona, donde está prevista la asistencia de Felipe VI en la cena de bienvenida al Mobile World Congress, para frenar a los manifestantes independentistas, lo que ha generado empujones y algunos rifirrafes.

La tensión se ha saldado con 19 heridos leves. El Sistema de Emergencias Médicas de Cataluña (SEM) ha informado de que muchas heridas se han producido cuando los Mossos han recompuesto las vallas que impedían el paso en unas breves cargas para que los manifestantes no accediesen al Palau de la Música.

Varios centenares de personas se han manifestado en los alrededores del Palau de la Música convocados por las entidades soberanistas y los denominados 'comités de defensa de la república' en contra de la presencia del rey por su papel tras el referéndum ilegal del 1-O.

Un detenido por agredir a un agente

Los Mossos han detenido a una persona por atentar contra un agente de la autoridad durante las protestas contra la presencia del Rey Felipe VI.

Todo ha comenzado poco antes de las 18,00 horas, un grupo de unas cuarenta personas ya se encontraba en la confluencia de las calles Via Laietana con Sant Pere Més Alt, que han sido desalojadas.

En el desalojo de estos manifestantes, algunos de los cuales portaban banderas independentistas y gritaban consignas a favor de los "presos políticos", se han producido algunos forcejeos, empujones y caídas al suelo con los Mossos.

La concejala de la CUP en el ayuntamiento de Barcelona, María José Lecha, se ha quejado en su Twitter de que los Mossos han apartado al grupo en el que estaba "a golpe de porra" para esconderlos del Rey.

Empujones e insultos

Las escenas más tensas se han registrado en la calle Comtal, en donde han aparecido manifestantes que portaban banderas catalanas y españolas y gritaban "Puigdemont a la prisión", lo que ha provocado empujones con los manifestantes independentistas y la caída de algunas vallas del perímetro.

En la parte baja de la Via Laietana, los Mossos también han cerrado los accesos hacia el Palau de la Música, para cerrar el paso a los convocados en una protesta similar en la avenida de la Catedral.

Felipe VI ha abandonado el Palau de la Música sobre las 22.20 horas acompañado de un fuerte dispositivo policial y ante los gritos de los manifestantes que todavía quedaban en las calles adyacentes a la Via Laietana de Barcelona y tras su marcha han comenzado a retirarse.

Los comités han desconvocado la manifestación sobre las 22.40 horas. Pero al desbloquearse el control policial, unas 100 personas han marchado en manifestación al grito de 'Fuera el Borbón'.

Al llegar a la altura de la plaza de la Catedral han vuelto a subir por las calles del barrio Gótico de Barcelona para hacer una protesta frente al Palau de la Música en la que han gritado 'Hoy habéis cenado con un asesino', 'Este palacio apesta a Borbón', 'Viva Terra Lliure' y han entonado Els segadors.

EL HUFFPOST PARA AMSTEL