ECONOMÍA
13/03/2018 20:24 CET | Actualizado 13/03/2018 21:48 CET

La reforma que va cambiar completamente la estación de Atocha

Fomento invertirá 423 millones en dos andenes subterráneos, cuatro vías y un nuevo vestíbulo.

"A mitad de camino entre el infierno y el cielo, yo me bajo en Atocha, yo me quedo en Madrid", cantaba el maestro Joaquín Sabina en 1998. Dos décadas más tarde, más de 22 millones de usuarios hicieron caso al cantante y se subieron o bajaron de un tren en la estación madrileña en 2017. El Ministerio de Fomento confía en que la demanda crezca y ha anunciado este martes un plan para que Atocha pueda acoger hasta 40 millones de usuarios al año.

La estación Puerta de Atocha se construyó en 1992 para los trenes de alta velocidad que discurrían entre Madrid y Sevilla. Se ubicó detrás de la antigua estación de 1892. El arquitecto Rafael Moneo la reformó de nuevo en 2010 para ampliar la capacidad.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado este martes una segunda ampliación de la estación, que también está diseñada por el arquitecto Moneo. Fomento invertirá 423 millones de euros y está previsto que las obras acaben en 2023. "Con este proyecto Atocha se convertirá en el principal eje vertebrador de la Alta Velocidad del país", ha afirmado.

Con este proyecto Atocha se convertirá en el principal eje vertebrador de la Alta Velocidad del paísÍñigo de la Serna, ministro de Fomento

Una vez concluyan las obras, la estación contará con un nuevo vestíbulo situado en la confluencia de las calles Méndez Álvaro y Garganta de los Montes. Además se reformarán los accesos actuales, incluyendo la remodelación de la marquesina histórica y su entrada desde la glorieta de Carlos V.

Adif

Una ampliación para conectarse con Chamartín

Fomento construirá en el subterráneo dos andenes de 420 metros de longitud y cuatro vías de ancho estándar (UIC), las utilizadas por los trenes que circulan por la red de alta velocidad española. En concreto, esta ampliación se situará bajo las actuales vías 14 y 15 de la estación Puerta de Atocha y parte de la calle Méndez Álvaro.

Adif

Esta instalación permitirá la parada de trenes pasantes, señala Fomento. Las dos estaciones más grandes de Madrid, Atocha y Chamartín, no están conectadas mediante AVE en la actualidad. Es decir, los trenes que circulan por líneas de alta velocidad que proceden del sur y el levante se quedan en Atocha, mientras que las del norte y noroeste llegan a Chamartín. Si un viajero quiere ir desde León hasta Sevilla tiene que hacer transbordo mediante un tren de Cercanías.

Eso cambiará gracias a tres actuaciones. En primer lugar, una remodelación de vías en la estación de Chamartín, por valor de 237,6 millones, para ampliar su capacidad. En una segunda fase, la construcción de estos nuevos andenes en Atocha. Y, en paralelo, la apertura del túnel entre ambas estaciones, cuya construcción ha costado 237,6 millones, cuyas obras ya han acabado y que se encuentra en pruebas para su inauguración "en los próximos meses".

Adif

Además, el proyecto incluye la construcción de una pasarela peatonal, a modo de una plaza, sobre los andenes de la estación, con la que se unirán los barrios que hasta ahora separan las vías, entre la zona de la avenida Ciudad de Barcelona y la calle Méndez Álvaro.

Fomento ha difundido este vídeo en el que explica la ampliación: