POLÍTICA
20/03/2018 19:59 CET | Actualizado 20/03/2018 20:17 CET

El PP y Ciudadanos se quedan solos en el Pacto por la Educación

El PNV, el último en abandonar la subcomisión que busca un pacto educativo.

GETTY

Empezaron hace 15 meses y los diputados tenían hasta mediados de mayo para entregar un documento que sirviera de base para alcanzar, por fin, un pacto nacional sobre la educación en España.

Pero o mucho cambian las cosas o la Subcomisión para el Pacto Educativo del Congreso ya puede ir poniendo el cartel de "unidad de cuidados intensivos". Adiós (o, al menos, hasta luego) a casi año y medio de trabajo y a las aportaciones de los 83 comparecientes que han pasado por ella.

El último en abandonar el conocido como 'Pacto de Estado Social y Político por la Educación' ha sido el PNV este mismo martes. Es el quinto partido que se marcha de este órgano, tras PSOE, Unidos Podemos, ERC y PDeCAT, en el que ya sólo se mantienen PP y Ciudadanos.

Ambos partidos se han reunido solos por primera vez este martes para intentar continuar con el informe que se estaba preparando.

"Hemos visto que las demandas que el PNV planteó no han sido respondidas y que la descomposición que esta subcomisión está teniendo es aún más motivo para creer que estas demandas no van a ser atendidas", ha declarado ante los medios el portavoz de Educación del partido vasco, Joseba Agirretxea, a modo de explicación.

¿Qué era lo que pedía el PNV? Pues que el acuerdo sobre educación recogiera "el reconocimiento y respecto" a la singularidad del País Vasco en sus competencias en materia de Educación.

Los primeros en levantarse de la mesa fueron los diputados del PSOE el pasado 6 de marzo bajo la razón de que el PP no aseguraba una financiación educativa del 5 % del PIB en 2025.

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, intentó que volvieran al explicarles que, antes de fijar una financiación, había que acordar las medidas educativas que se fueran a implementar. "La idea de pacto implica que varios se pongan de acuerdo. El Gobierno ha mostrado disponibilidad, voluntad política y ganas, pero evidentemente si las otras partes no la tienen, es muy difícil", dijo el pasado sábado para acabar con un mensaje que también utiliza para hablar de Cataluña. "Los ausentes nunca tienen razón".

Unos días después, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, explicó que el partido no volvería a la mesa de negociación del pacto educativo si el Gobierno de Rajoy no se comprometía a que hubiera más fondos porque "sería un brindis al sol". "La pelota está en el tejado del PP", concluyó.

Una decisión que cosechó críticas y aplausos en las filas del PSOE. Críticas como la de Javier Solana, exministro de Cultura socialista entre 1982 y 1988: "Habría que haber seguido "sentados y pelear, pelear y pelear", reprochó el exministro de Cultura socialista entre 1982 y 1988. En el otro lado, Guillermo Fernández-Vara, presidente de Extremadura: "Nos preocupa mucho quien le vaya a abrir la barriga a nuestros hijos pero no tanto quién le vaya a abrir las mentes", en alusión a la gran repercusión mediática que del caso de Gabriel Cruz y el debate sobre la prisión permanente revisable.

Llegados a esta situación, el PP y Ciudadanos han sido los dos únicos grupos parlamentarios que hoy han acudido a la reunión convocada, como todos los martes, en la subcomisión. Han solicitado un informe jurídico para saber cómo debe seguir funcionando dicho grupo de trabajo con solo dos partidos.

¿Volverán el resto de formaciones? Nada parece indicarlo pero, como dijo el portavoz del PNV en materia educativa, Joseba Agirretxea: "Nada en esta vida es absoluto. Ahora abandonamos. Si se vuelve o no, es algo que el tiempo dirá".

NOTICIA PATROCINADA