NOTICIAS
26/03/2018 13:00 CEST | Actualizado 26/03/2018 13:00 CEST

Una de cada siete adolescentes toma tranquilizantes o somníferos

Un informe del Plan Nacional sobre Drogas alerta del ascenso de los ansiolíticos, cuarta droga más consumida tras el alcohol, el tabaco y el cannabis.

nensuria via Getty Images

El dato es preocupante: el 11,6 % de los adolescentes españoles de entre 14 y 18 años reconoce haber consumido hipnosedantes en el último año. La cifra, alta de por sí, se eleva aún más si tomamos como muestra sólo a las chicas: una de cada siete admite haber tomado este tipo de tranquilizantes o somníferos. Así lo desvela la encuesta Estudes, elaborada por el Plan Nacional Sobre Drogas (dependiente del Ministerio de Sanidad), un sondeo entre 35.000 chicos que sitúa este tipo de droga como la cuarta más consumida, tras el alcohol (75,6%), el tabaco (34,7%) y el cannabis (primera droga ilegal, con un 26,3%).

No hay mucha posibilidad de que los chavales se equivoquen al decir sus respuestas, porque las definiciones son claras: los tranquilizantes son medicamentos para calmar los nervios o la ansiedad, y los somníferos como fármacos para dormir. Nada que ver con recursos caseros para aplacar los nervios de forma puntual, no. Los llamados hipnosedantes son "tranquilizantes o sedantes y somníferos, medicamentos que deben suministrarse con prescripción médica de acuerdo con la legislación española vigente". Uno de cada seis entrevistados reconoce que calmó sus tensiones ante un examen o una ruptura tomando ansiolíticos en el último año.

El problema va el aumento: en el año 2004, el 7 % de los menores de entre 14 y 18 años reconocían haber consumido alguna vez en su vida estas sustancias. En la actualidad se llega al 18 %, casi uno de cada cinco. Sustancias que se toman sin receta, de forma autónoma, sin que un profesional las prescriba.

Algunos estancamientos y bajadas

Los últimos datos, que se acaban de hacer públicos, señalan que, por primera vez, la edad media de inicio al consumo de alcohol y tabaco se retrasa hasta los 14 años. Además, en lo referente al tabaco, el porcentaje de jóvenes que lo consumen a diario ha descendido hasta su porcentaje más bajo desde que se realiza la encuesta, un 8,8%. Cabe destacar que en 2004 este porcentaje superaba el 24%.

El cigarrillo electrónico cobra protagonismo entre los jóvenes. La prevalencia de su consumo (alguna vez en la vida) pasa de un 17% en la encuesta publicada en 2016 a un 20,1% con los últimos datos, del tramo 2016-2017.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Getty Images
Un joven bebe cerveza y fuma, en una imagen de archivo.

Además, la encuesta señala que desciende el consumo de alcohol en todos los indicadores temporales y en los patrones de consumo de riesgo. También bajan los patrones de consumo de mayor riesgo (atracón y borracheras).

Con respecto al cannabis, aumenta el consumo en los últimos 12 meses, aunque disminuye levemente el consumo reciente (últimos 30 días).

En cuanto a la cocaína, el consumo realizado en el último mes (cuando se realizó la encuesta) alcanza mínimos históricos del 1%, un porcentaje que hace 15 años alcanzó el 3,8%.

Más enganche a Internet

Las nuevas tecnologías son protagonistas, tal y como ha dejado claro la última Estrategia de Adicciones, presentada el mes pasado por el ministerio: se incrementa el uso compulsivo de internet hasta el 21% un 4,6% más que en la anterior edición de Estudes, hecha pública en febrero de 2016.

Además, se reduce el porcentaje de estudiantes que juega dinero en internet: del 9,8% en 2016 baja al actual 6,4%.

QUERRÁS VER ESTO

Reescribe la historia. Fundación de Ayuda contra la Drogadicción.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Un plan para frenar la "pandemia" del alcohol entre los adolescentes

- Así es tener 14 años hoy

- La reflexión viral sobre por qué los 'millennials' no son felices

EL HUFFPOST PARA ENDESA