ECONOMÍA
25/04/2018 15:27 CEST | Actualizado 25/04/2018 21:19 CEST

El PNV arranca a Rajoy una subida de las pensiones para salvar los presupuestos

El pacto beneficiará a 8.708.127 pensionistas y a todos los futuros jubilados hasta 2023.

PNV

Desde hace semanas miles de jubilados salen a la calle cada lunes para demandar la revalorización de las pensiones de acuerdo al coste de la vida, es decir, que las pensiones públicas se incrementen según el índice de precios al consumo (IPC). Las manifestaciones han sido especialmente numerosas en Euskadi y uno de los gritos más escuchados ha sido "PNV, mójate".

Los nacionalistas vascos no han permanecido ajenos a este clamor social y han sacado provecho de la debilidad del Gobierno. El Ejecutivo necesitaba los votos de los cinco diputados del PNV para tumbar este jueves las seis enmiendas a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado para 2018 planteadas por la oposición en la primera votación en el Congreso.

Pocas horas antes de que comenzara el pleno, los cinco votos del PNV no estaban asegurados, aunque los nacionalistas ya habían dado algo de oxígeno al Ejecutivo al no presentar enmienda a la totalidad. Rajoy se reunió este martes con Andoni Ortuzar, presidente del Euzkadi Buru Batzar.

EFE
Los diputados del PNV Aitor Esteban e Idoia Sagastizabal y el líder del partido Andoni Ortuzar en el Congreso.

El encuentro no ha podido ser más fructífero. A lo largo de la mañana de este miércoles, Ortuzar ha logrado luz verde del presidente a dos peticiones del PNV: incrementar de manera generalizada las pensiones e iniciar una etapa de diálogo con el compromiso de retirar el 155 una vez se elija Govern en Cataluña. "Había que reaccionar y el Estado tiene que hacer un esfuerzo", ha declarado Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso.

El PNV ha logrado una subida de todas las pensiones públicas un 1,6% de manera retroactiva en 2018 y acompasarlo al IPC en 2019, según ha anunciado Esteban en una rueda de prensa. También se mantiene la subida del 3% prevista para las pensiones mínimas.

Además, los nacionalistas vascos han logrado retrasar la aplicación del factor de sostenibilidad hasta 2023. Se trata de un elemento corrector introducido en la reforma de las pensiones del año 2013 que recorta las futuras pensiones al tener en cuenta la esperanza de vida. Inicialmente, la entrada en vigor estaba prevista para enero de 2019.

Por otro lado, el pacto también ha incluido un incremento de la base reguladora de las pensiones de viudedad al 56% este año y al 60% en 2019. En la actualidad, el viudo o la viuda recibe como pensión el 52%, es decir, aproximadamente la mitad del salario del fallecido.

Es decir, si la base reguladora es de 1.000 euros, la viuda cobra en la actualidad 520 euros. A partir del 1 de enero de 2018, recibirá 560 euros y, finalmente, 600 euros en 2019.

Tras este acuerdo, Rajoy puede respirar tranquilo, puesto que se disipa el riesgo de devolución de las cuentas públicas al Palacio de La Moncloa. Ahora, el PNV se abre a negociar enmiendas parciales para la aprobación definitiva de los Presupuestos en mayo.

Multitudinaria manifestación de pensionistas en Bilbao

EL HUFFPOST CON ROYAL CANIN