POLÍTICA
19/05/2018 19:25 CEST | Actualizado 19/05/2018 21:17 CEST

Iglesias y Montero ponen sus cargos en manos de los inscritos de Podemos tras la polémica por el chalé

Preguntarán a las bases si deben seguir al frente de Podemos. Si pierden, dimitirán.

Pablo Iglesias e Irene Montero, secretario general de Podemos y portavoz de la formación morada en el Congreso de los Diputados, han puesto sus cargos en manos de los inscritos del partido tras la polémica generada por la compra de un chalé en Galapagar (Madrid) por 600.000 euros.

Será a través de una consulta en la que se planteará la siguiente pregunta: "¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de la Secretaría General de Podemos y de la Portavocía Parlamentaria?". Habrá dos respuestas: "Sí, deben seguir" y "no, deben dimitir de la Secretaría General y de la Portavocía Parlamentaria y dejar el acta de diputados".

Será Pablo Echenique, secretario de Organización, quien dará cuenta de los detalles de la consulta.

Credibilidad cuestionada

"Cuando se cuestiona la credibilidad, uno no se puede esconder y hay que dar la cara", ha dicho Pablo Iglesias, quien ha comparecido junto a Montero en la sede del partido en Madrid.

La portavoz parlamentaria de la formación morada ha lamentado que, en los últimos días, se hayan publicado detalles de su nueva vivienda e incluso que se hayan hecho análisis estéticos y económicos de su futura vida.

"Hemos perdido todo el derecho a la intimidad"

"Hemos perdido todo el derecho a la intimidad", ha afirmado Montero, quien también ha denunciado que hubiera fotógrafos esperándoles a la salida de un hospital "cuando salimos de una ecografía". Un medio de comunicación publicó las imágenes de Montero con los resultados de las pruebas en la mano.

Aun así, Montero ha afirmado que "eso es lo de menos" ya que lo que más les importa es que "se ha abierto un debate sobre nuestra credibilidad y honestidad". "Creemos que estamos actuando de forma coherente y responsable con el trabajo y con el código ético de Podemos, pero si alguien cree que tenemos algo de qué avergonzarnos, no nos corresponde juzgarlo a nosotros", ha explicado.

"Lo personal es político"

"Obviamente, es una decisión personal, pero siempre hemos defendido que lo personal es político", ha dicho Montero, preguntada por cuál ha sido la razón que les ha hecho consultar a las bases algo que circunscribían al ámbito personal. "Creo que además se han traspasado todos los límites posibles de la intimidad de las personas", ha agregado.

Sobre la opinión del alcalde de Cádiz, José María González, 'Kichi', que criticó la compra del chalé, Montero se ha limitado a decir que "como inscrito va a poder expresar su opinión y que cuente y decida cuál es nuestra posición política".

"No pensé que querer criar a mis hijos en un contexto más tranquilo iba a suponer un debate sobre nuestra credibilidad"

Iglesias ha reconocido que "no pensaba que esto iba a generar un debate y una noticia de estas dimensiones". "Para mí y para Irene no es sencillo tener una vida en la que, cuando sacas a los perros, hay paparazzi robándote fotografías o cuando vas a un hospital público a hacerte una revisión ginecológica, hay paparazzi que te roban fotografías y que después las venden a tabloides. En algunas de esas fotografías incluso aparecen detalles de las ecografías", ha criticado.

"Yo esto lo puedo asumir para mí, lo puedo asumir como forma de vida para mí, pero no pensé que el hecho de querer criar a los hijos que voy a tener en un contexto un poco más tranquilo pudiera suponer un debate que pusiera en cuestión nuestra credibilidad", ha dicho Iglesias, quien considera que, una vez abierto ese debate, lo lógico es "dar la cara". "Si nos ordenan dimitir, dimitiremos".

"A ningún cargo público se le hace esto, porque es acoso"

Apenas una hora antes de la comparecencia, Podemos enviaba a sus inscritos una carta en la que criticaban el "acoso" a la "vida privada" de Montero e Iglesias.

"Si eliges Podemos y además los inscritos e inscritas te colocan en un nivel de responsabilidad alto, entonces tendrás que enfrentarte al acoso y la destrucción reputacional por la vía de los medios de comunicación. Esto en EEUU es muy viejo y tiene un nombre, la "política del escándalo", para destruir las vidas personales de los adversarios políticos", asegura la misiva.

"Todo vale. A ningún cargo público se le hace esto, porque es acoso a sus vidas privadas", prosigue el documento, titulado No te metas en política, primer aviso, y que concluye precisamente así, con una advertencia: "NO TE METAS EN POLÍTICA. No te metas en PODEMOS. Ya has visto lo que le hemos hecho a Irene Montero y a Pablo Iglesias. El siguiente puedes ser tú".

EL HUFFPOST PARA HONEST