06/06/2018 17:14 CEST | Actualizado 06/06/2018 19:02 CEST

Budweiser enciende el debate con su campaña viral en Ponferrada

El ayuntamiento de la población leonesa planteó un presunto referéndum en el que se planteaba un Mundial sin ruido o festivo.

Getty Images

El Camino de Santiago es el símbolo del recogimiento y el silencio. El Mundial de fútbol es todo lo contrario: pasión desbordada y gritos.

Numerosas poblaciones de España que forman parte de ese itinerario de peregrinaje, como Ponferrada, albergarán a partir del 14 de junio la disyuntiva de convivir con ambas realidades: zona de paso de recogidos caminantes o, como cada esquina del territorio español, lugar de celebración de los partidos del Mundial de Rusia.

De ahí que al ayuntamiento de la capital de la comarca leonesa de El Bierzo se plantease preguntar a sus vecinos cuál de las dos opciones seguir durante esos días: silencio religioso o algarabía futbolera. Y así lo anunciaba en su página oficial el consistorio:

"En pocos días da comienzo la Copa Mundial de la FIFA™ Rusia 2018 un evento de alcance global en el que España participará con su equipo nacional. Ante la posibilidad de que durante estos días la ciudad de Ponferrada se vea saturada por un nivel excesivo de contaminación acústica, y dada la peculiaridad de la misma, como ciudad por la que transitan hasta dos rutas del Camino de Santiago, el Ayuntamiento pone en marcha un referéndum digital para que los vecinos de la población se puedan pronunciar a favor o en contra de esta iniciativa de control del ruido".

Las reacciones entre sus vecinos a la supuesta votación online, que se llevaría a cabo el día 11 de este mes, no se hicieron esperar y las redes sociales se llenaron de comentarios en contra o a favor de esta iniciativa:

Enseguida, numerosos medios de comunicación locales y nacionales también se hicieron eco del anuncio del consistorio:

Pero lo cierto es que este referéndum no se habría llevado a cabo nunca pues lo que se escondía detrás de esta decisión es una campaña de marketing promovida por la marca de cervezas Budweiser, patrocinador oficial del mundial, en connivencia con el Ayuntamiento de Ponferrada para convertir a la localidad en la sede del Mundial en España.

El concejal de Deportes de Ponferrada, Roberto Mendo, fue el encargado de desvelar el secreto y reconoció que, con la iniciativa, el consistorio quería "poner el nombre de la ciudad en toda España" y "dinamizar la celebración de los partidos de la selección española". Ahora Budweiser dotará a la localidad de una fan zone localizada cada día en un lugar diferente de la ciudad para seguir los tres partidos de la selección española en la fase de grupos de la competición. "Se trataba de crear un evento viral", defendió.

Porque un Mundial sin ruido no es Mundial.

NOTICIA PATROCINADA