INTERNACIONAL
06/06/2018 16:07 CEST | Actualizado 06/06/2018 16:10 CEST

El primer ministro holandés derrama un café y lo limpia él mismo

Rutte protagoniza una divertida escena con la que se ha ganado toda clase de elogios.

Imagen de archivo del primer ministro holandés, Mark Rutte.
REUTTERS
Imagen de archivo del primer ministro holandés, Mark Rutte.

Párate un segundo y piensa: ¿qué crees que sucedería si el primer ministro de un país derramara el café a su entrada al Parlamento? Puede que pienses varias opciones, pero seguro que lo que ha hecho el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, te sorprende.

En un momento de torpeza el café se le cae y tan pronto sucede, una trabajadora de la limpieza se acerca para limpiar el suelo, pero... Rutte le quita la mopa y se pone él mismo manos a la obra.

Ha sido el embajador de Países Bajos en Panamá, Dirk Janseen, quien ha publicado en su cuenta de Twitter la imagen que él mismo describe como "inequívocamente holandesa".

Rutte no sólo pasa la fregona, sino que se agacha para limpiar con un paño los restos que quedan en el suelo. La escena dejó tan encantadas a las trabajadoras, que se acercaron a aplaudirle.

NOTICIA PATROCINADA