POLÍTICA
06/06/2018 08:36 CEST | Actualizado 06/06/2018 11:08 CEST

Rajoy responde a Aznar: "El centro-derecha no hay que reconstruirlo"

Su predecesor aseguró no sentirse representado por "nadie" y se ofreció a "unir" el centro-derecha en España.

Europa Press
Imagen del pasado martes del expresidente Mariano Rajoy.

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy anunció el pasado martes que ponía fin a su liderazgo del Partido Popular tras su desalojo exprés de La Moncloa. Lo hizo abatido, entre lágrimas. Este miércoles, más calmado, ha ahondado en los motivos de su decisión. Lo ha hecho en una entrevista en la Cadena Cope, en la que, además, ha lanzado un 'recadito' al que fuera su predecesor en el cargo, José María Aznar. "El centro-derecha no hay que reconstruirlo" porque "el partido de centro derecha es el PP", que saca más de cincuenta escaños de ventaja al siguiente, de distinto signo político. Respondía así al ser preguntado por las declaraciones de Aznar, quien este martes se ofrecía para ayudar en para volver a "unir" el centro derecha en España.

El partido de centro derecha es el PP, que tiene 137 escaños, más de 50 escaños más que el segundo, que no es de centro derecha

"Creo que el centro derecha no hay que reconstruirlo. El partido de centro derecha es el PP, que tiene 137 escaños, más de 50 escaños más que el segundo, que no es de centro derecha", ha señalado Rajoy, para incidir en que los 'populares' han ganado en las tres últimas convocatorias electorales.

Considera no obstante que "el PP tendrá que seguir trabajando con intensidad, resolver bien ahora el problema del congreso y elegir un nuevo líder", algo para lo que descarta dar "lecciones ni instrucciones" porque no es su "papel". "Puede ocurrir que no me hagan caso o que dejen de tomarme en serio", ha comentado.

Sobre su futuro sucesor, Rajoy considera que "no tiene ningún sentido" que él "entre en eso" porque "será el que digan los militantes del PP. Tampoco ha querido posicionarse sobre si es mejor o no que de ese congreso extraordinario salga una única candidatura: "No voy a entrar en esas cosas".

Si se mantiene la unidad, las cosas van a ir bien. Lo demás a mi ya no me corresponde decidirlo

"Lo importante es que del congreso el partido salga unido, es fundamental. El partido ha mantenido la unidad todos estos años en circunstancias enormemente difíciles y complicadas. Si se mantiene la unidad, las cosas van a ir bien. Lo demás a mi ya no me corresponde decidirlo", ha sentenciado.

Se va "sin haber hecho nada malo"

En cualquier caso, mantendrá lealtad a la persona que resulte elegida por el partido. "Dije que yo estaré a la orden del presidente de mi partido, seré un simple militante de base, no tendré actividad política pero mi conciencia y mis 40 años de pertenencia al PP me exigen ser leal y seré leal", ha añadido.

Pedro Sánchez ha hecho lo que el Partido Socialista no pudo hacer en 2016

Rajoy se va, ha insistido, sin haber hecho "nada malo". "La política y la vida es así. A mí me dio la confianza la Cámara y me la quitó la Cámara. No me la han quitado los españoles, que es lo que más me satisface", ha señalado. En este sentido ha manifestado que su cese ha venido motivado por la moción de censura promovida por el PSOE. A este respecto, ha manifestado que Pedro Sánchez hizo "lo que el Partido Socialista no pudo hacer en 2016". Como resultado, se ha aliado con una amalgama de fuerzas políticas en la que se incluyen desde independentistas "hasta Bildu, que era algo que no se había producido en la historia".

Rajoy ha explicado que no dimitió antes de la votación sobre la moción porque "Sánchez no hubiera necesitado mayoría absoluta sino simple", que es la que exige la Constitución para que el candidato a la presidencia del Gobierno sea investido en segunda vuelta.

Respecto al nuevo Gobierno que está conformando Sánchez ha evitado hacer comentarios y ha precisado que esa es competencia exclusiva del nuevo presidente.

ESPACIO ECO