POLÍTICA
26/06/2018 12:46 CEST | Actualizado 26/06/2018 14:08 CEST

El fracaso de participación: el PP estima que votará en torno al 7 u 8% de los 860.000 afiliados

En la primera vuelta pueden participar todos los inscritos; el PP siempre había presumido de ser el partido con más militantes de España.

EFE

El coordinador general del Partido Popular, Fernando Martínez-Maillo, estima que "en torno al siete u ocho por ciento" de los 860.000 afiliados "en el censo" de la formación votarán en la primera vuelta para elegir al candidato que habrá de suceder a Mariano Rajoy en la presidencia.

"En los últimos congresos autonómicos creo que votó en torno al siete o el ocho por ciento. Creo que la cifra puede andar por ahí", ha señalado en una entrevista en TVE recogida por Europa Press en la que ha afirmado que "no va a haber una gran diferencia entre el congreso autonómico y el congreso nacional en términos de participación".

Aunque Martínez-Maillo ha reconocido que no tiene las cifras concretas porque "se están incorporando algunas provincias" y aún "tiene que analizarlo el comité", sí ha apuntado que "son 860.000 en el censo" del PP. Por eso, si como ha afirmado, la participación "va a ser muy parecida" a la de los congresos autonómicos, serían entre 60.000 y 69.000 los militantes 'populares' que votarían candidatura.

Esto supone todo un shock para el PP, que ha presumido durante años de ser el partido con más militantes de Europa. Esto evidencia -a falta de los datos oficiales- el globo hinchado de afiliados activos del Partido Popular. Esto contrasta ahora con los datos del PSOE en sus pasadas primarias: votaron 149.951 militantes socialistas.

EFE

Casado: "Malísima noticia"

Estas palabras han provocado desánimo dentro del PP. El candidato a presidir partido Pablo Casado ha considerado una "malísima noticia" una participación "tan baja" de afiliados en el primer congreso por primarias para elegir al líder del partido y ha apelado a participar y a la "libertad" de voto.

A falta de datos oficiales, los afiliados que se han inscrito para votar en la elección de su presidente no va a llegar probablemente al 10 por ciento, tal y como ha reconocido el coordinador general del partido, Fernando Martínez-Maíllo.

En declaraciones a los medios, Casado ha asegurado que si gana el congreso "nadie pierde" y ha advertido de que cualquier fractura en el PP "sería letal", porque no ganarán las elecciones con independencia de quien sea candidato.

Margallo: "El número es ridículamente bajo"

Después de conocerse estas declaraciones, el candidato a la presidencia del PP y exministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, considera que la estimación del voto de los militantes es "ridículamente baja": "Hubiese esperado una participación de un 80 por ciento de los afiliados".

Así lo ha explicado en una entrevista en RNE recogida por Europa Press, en la que ha asegurado que esto "refleja una profunda desafección por parte de la militancia en un momento de emergencia nacional".

EFE

Para Margallo, la situación en el PP es "lo suficientemente grave" como para "no darse cuenta de que el separatismo catalán y el Gobierno se aprovechan de las dificultades internas" de la formación 'popular' y, en este sentido, ha pedido a la militancia "dar un paso al frente y hacer algo".

En relación al proceso de primarias del PP, en la que se realizará una primera vuelta en la que votarán los afiliados, y posteriormente los comisarios decidirán el presidente 'popular', Margallo ha defendido "hacer primarias de verdad, que no estén sometidas a la recolocación de un colegio de compromisarios".

García-Hernández pide que pueden votar los afiliados al corriente de pago

José Ramón García-Hernández, otro de los candidatos a liderar el PP, ha presentado un escrito ante la comisión organizadora del congreso (COC) de este partido para que elimine el requisito exigido a los afiliados de inscribirse para poder votar en el proceso de primarias abierto, en el que la participación se prevé muy baja. "Bordeamos el ridículo", ha apuntado.

En declaraciones a las puertas de la sede nacional, el candidato ha reivindicado que puedan votar el próximo día 5 de julio todos los afiliados al corriente de pago de sus cuotas y que no se tenga en cuenta quiénes se han inscrito expresamente y quiénes no.

Este requisito se incluyó en las normas de organización del Congreso, de acuerdo con el artículo 35.2 d) de los Estatutos del PP aprobados el año pasado, que señalan que se abrirá un plazo de 15 días "para que cualquier afiliado se pueda inscribir para participar en todo el proceso electoral".

García-Hernández ha explicado sin embargo que ese mismo artículo señala también en su punto número 1 que todo afiliado al corriente de pago "tiene derecho a elegir a la persona que ostentará la presidencia nacional", según dice textualmente esa norma. Añadir el requisito de la inscripción, argumenta el candidato en su escrito, "resulta injustificado y lesivo para el principio de democracia interna" y debe ser eliminado.

¿Cómo es el sistema para votar?

El 5 de julio están llamados a votar en primera vuelta en urna secreta todos los militantes que estén al corriente de pago y se hayan inscrito.

Ese día habrá dos urnas: una para votar a los compromisarios que irán al congreso (que se celebrará el 20 y 21 de julio) y otra para votar directamente a uno de los candidatos -pasarán a la siguiente fase los dos más apoyados-.

Pero en en esta votación ya podría salir el líder del PP si uno de los candidatos logra más del 50% de votos, ser el más votado en la mitad de las circunscripciones (hay 60 en total) y sacarle más de 15 puntos de diferencia al siguiente rival.

La segunda vuelta sería en el congreso del PP que se celebrará el 20 y 21 de julio. Allí solo votarán los 3.134 compromisarios entre uno de los dos candidatos que lleguen a la final. El ganador será proclamado líder del PP en este congreso extraordinario y además se convertirá en el candidato del partido a la Presidencia del Gobierno.

Avales PP

NOTICIA PATROCINADA