INTERNACIONAL
03/07/2018 10:29 CEST | Actualizado 03/07/2018 10:35 CEST

Austria, dispuesta a "proteger" sus fronteras tras el acuerdo alemán

Alemania ha anunciado restricciones a la entrada de migrantes en el país en el marco del acuerdo para resolver la crisis de su gobierno.

Thierry Monasse via Getty Images

El gobierno austriaco ha indicado este martes estar "dispuesto a tomar medidas para proteger" sus fronteras tras las restricciones a la entrada de migrantes anunciadas por su vecino alemán en el marco del acuerdo para resolver la crisis gubernamental en Berlín.

Si el gobierno alemán valida el compromiso alcanzado el lunes por la noche "estaremos obligados a tomar medidas para evitar desventajas para Austria y su población", explica el gobierno austriaco en un comunicado. Dice estar "dispuesto a tomar medidas para proteger sus fronteras en el sur especialmente", con Italia y Eslovenia.

Entre las medidas que propuso la canciller alemana Angela Merkel a su ministro del Interior, el conservador Horst Seehofer, figura el proyecto de expulsar hacia Austria a los solicitantes de asilo que llegaron a Alemania y que no pudieron ser reenviados hacía el país por donde entraron a la UE.

Austria ha señalado que podría poner en práctica disposiciones parecidas y enviar a sus fronteras del sur a los demandantes de asilo, con el riesgo de que se desencadene un efecto dominó en Europa.

"Ahora estamos a la espera de una aclaración rápida de la posición alemana a nivel federal", dice el comunicado, firmado por el canciller conservador Sebastian Kurz y sus aliados de extrema derecha (FPÖ), el vicecanciller Heinz-Christian Strache y el ministro del Interior, Herbert Kickl.

"Las consideraciones alemanas prueban una vez más la importancia de una protección europea común de las fronteras exteriores", ha concluido el gobierno austriaco.

Sebastian Kurz tiene que presentar el martes por la mañana ante el Parlamento Europeo de Estrasburgo las prioridades de la presidencia semestral de la UE, que Austria asumió el domingo. El tema migratorio encabeza la agenda austriaca.

Cuando los refugiados éramos nosotros