TENDENCIAS
23/07/2018 07:22 CEST | Actualizado 23/07/2018 07:22 CEST

Las claves para que el moreno de la playa dure más tiempo

Consejos para broncearte sin peligro y que te dure.

Getty Images/iStockphoto

Llegan las vacaciones y son muchos los que aprovechan para torrarse al sol con la esperanza de coger un poco de color que les dé un aire de esplendor. La mayoría, o más bien todos, buscan que además les dure lo máximo posible para que la vuelta al trabajo tenga un cierto sabor a verano y, de paso, provocar la envidia de los compañeros.

A fin de conseguir ese objetivo, en El HuffPost hemos recurrido a un experto en dermatología y le hemos preguntado si se puede lograr y cuáles son las claves para hacerlo. Lo primero que nos ha dicho no es muy prometedor.

"El bronceado saludable no existe. Es tan solo una expresión de la reacción de la piel al daño originado por las radiaciones ultravioleta, que conllevará envejecimiento (arrugas, manchas...) y que favorecerá el desarrollo de cáncer de piel", alerta el dermatólogo Javier del Boz.

Este miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) añade que "la protección que el bronceado confiere frente a estas radiaciones es mínima, por lo que aun estando bronceados debemos echarnos igualmente crema".

Lo ideal, según Del Boz, es que el bronceado se adquiera "de forma progresiva, evitando quemarse" e insiste en que es "fundamental el uso de protectores solares antes de la exposición".

Después de exponerse al sol, el dermatólogo apunta que "es oportuno el uso de after-sun para minimizar el daño de las radiaciones ultravioleta sobre el ADN de las células de la piel".

Comidas y cremas

"La piel expuesta al sol es una piel dañada, con falta de hidratación. El uso de emolientes y una higiene con productos suaves favorecerá el mantenimiento en el tiempo de dicho bronceado", añade el dermatólogo. Los autobronceadores también pueden ser útiles para prolongar el moreno.

Del Boz apunta que existe una serie de sustancias de gran poder antioxidante que, por un lado, "minimizarán dicho daño celular" y que además "pueden prolongar el bronceado". Alimentos que contengan vitamina C, como el kiwi, las fresas o los cítricos; vitamina E, presente en aguacate, espárragos y frutos secos; carotenos, en espinacas, acelgas, zanahorias o tomate; y licopenos, en mango, sandías, tomate fresco y zanahoria.

"Existen suplementos alimenticios que contienen todas esas sustancias en gran cantidad, pero además podemos encontrarlo en zanahorias, tomates, verduras y frutas de color amarillo y naranja como el melón, los melocotones, albaricoques, nísperos, mangos, naranjas o calabazas", enumera el dermatólogo.

Del Boz apostilla que "también están presentes en verduras de hoja verde como espinacas, acelgas o lechugas, al igual que los frutos secos o frutos rojos y kiwis".

Photo gallery Recetas de verduras See Gallery
Photo gallery 10 alimentos para una piel radiante See Gallery

NUEVOS TIEMPOS